WONDER: ELIGE SER AMABLE

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

Wonder, de Stephen Chbosky, es la adaptación cinematográfica del bestseller del mismo título de la escritora R.J.Palacio. Es la historia de cómo Auggie, un niño que ha sufrido varias operaciones cráneo-faciales desde su nacimiento, se adaptará al colegio por primera vez, ya que siempre ha estudiado en casa con su madre haciéndole de maestra. Auggie es un niño muy inteligente, que destaca en ciencias, le encantaría ser astronauta y adora Star Wars, pero siente miedo a ser rechazado a causa de su “desagradable” aspecto.

Su madre, su padre y su hermana mayor siempre han orbitado entorno a él, como los planetas lo hacen alrededor del sol, y en esta ocasión tan importante, tampoco es la excepción. Así pues, se trata de la historia de una adaptación y una superación personal en paralelo a una historia sobre las renuncias que cada uno de los miembros de la familia tuvo que hacer para tratar de que saliera adelante -en especial, las de su madre y hermana mayor-.

Asimismo, la película aborda en clave de melodrama, los esfuerzos de un niño de 12 años por no verse marginado ante su entorno y cómo el pequeño conseguirá entablar amistades en el colegio, además del aprendizaje que llevará a cabo tanto él como aquellos que le rodean. También el film aborda el espinoso tema del acoso escolar desde diversos personajes y situaciones. Otro aspecto en lo que excele la película es en narrar la trama desde distintos puntos de vista, en función de los personajes más jóvenes -su hermana, la mejor amiga de su hermana y un compañero de clase-, que aportan verdad al explicarnos cómo se sienten y cómo evoluciona su comportamiento en relación con Auggie. Por lo que respecta a los actores, cabe destacar las brillantes y sensibles interpretaciones de todo el elenco, pero muy especialmente, de Jacob Tremblay -que vuelve a brillar tras La habitación-; Julia Roberts en el papel de abnegada y luchadora madre; e Isabela Vidovic, su hermana Via, una de las sorpresas del film.

A pesar de ofrecer muchas y valiosas enseñanzas sobre el comportamiento humano en circunstancias adversas -es demoledor y muy significativo al respecto el pensamiento de “si has de escoger en tener la razón o en ser amable, elige ser amable”-, la película tiende a buscar demasiado las emociones del espectador, las provoca quizás en exceso, cosa que me irritó en algunas escenas y que me pareció más adecuado en otras. Por ello, pienso que no la disfruté completamente y se me hizo, en ocasiones, un poco alargada. Estamos ante un melodrama lleno de emociones, en el que lo más importante es el aprendizaje vital que se extrae que la forma en que está narrado.

SONIA BARROSO.-

One thought on “WONDER: ELIGE SER AMABLE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *