UN RIDDICK INNECESARIO

(No Ratings Yet)
Loading...

Vin Diesel retoma el papel de Riddick, -tras las entretenidas aventuras sci-fi que fueron Pitch Black y Las crónicas de Riddick- en un film que lleva el mismo nombre que su personaje. Esta última película es la más aburrida de las tres.

La historia es muy floja: El comandante de Riddick le envía a un planeta para ocupar su puesto, como rey de la tribu, que consiguió en la segunda parte. Le intentan matar, pero sólo cae herido e intenta sobrevivir. Cría a un tipo de cachorro de perro salvaje. En el planeta hay un tipo de animal que vive en el agua y cuando hay lluvia sale por la tierra. Riddick hace una llamada de auxilio desde un refugio y ésta provoca que vengan cazarrecompensas para capturarlo. Este grupo está liderado por un insustancial Jordi Moya. Asimismo, llega otra nave con otro equipo que sólo lo quiere vivo, así como saber que le ocurrió a su hijo en la primera película.

Hay que decir que en esta tercera entrega sólo se salvan 4 de 15 personajes, unos personajes, por cierto, carentes de interés, pues son planos, no aportan nada a la historia y no emocionan en absoluto. Vin Diesel vuelve a repetir  lo mismo, pero sin atisbo de pasión. Una secuela innecesaria: un despropósito que apenas sirve como entretenimiento veraniego. 

J.R PALOMAR.-

Pie de foto: Vin Diesel se repite insulsamente como Riddick.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *