UN MERCENARIO ENTRE EL CONGO Y BARCELONA

(1 votes, average: 2,00 out of 5)
Loading...

Caza al asesino, (The Gunman), de Pierre Morel, conocido por Distrito 13 o Venganza,  vuelve al género en el que se siente más cómodo, el thriller. Esta vez con la peculiaridad que se ha rodado parte de su metraje en Barcelona, lo que resultará un aliciente para los espectadores que vivan o conozcan la Ciudad Condal.

Jim Terrier (Sean Penn) es un mercenario que está con su grupo en el Congo como seguridad privada de una ONG. En este campamento, Terrier tiene una novia que es Annie (Jasmine Trinca), una doctora que trabaja en la ONG. Félix (Javier Bardem) les encarga el asesinato del Ministro de Minería de el Congo. Tendrá que abandonar rápidamente el país y a todo el mundo sin dejar rastro.

Al cabo de 8 años, Terrier se encuentra en el Congo, de nuevo, ayudando a una ONG a construir pozos de agua para la población civil y están a punto de asesinarlo. Cómo no sabe quien le intenta matar y porqué. Entonces iniciará un periplo por distintas ciudades, como Londres y Barcelona, donde se reunirá con antiguos contactos de su pasado para que le ayuden a esclarecer su situación y a salvar su vida. Mientras  tanto, Dupont (Idris Elba, en un pequeño rol), es un agente de la Interpol que quiere conseguir información de Terrier para encarcelar a todos los cabecillas de su escuadrón de mercenarios.

Así pues, se trata de una cinta de acción e intriga, bastante convencional en cuanto a su desarrollo, ya que el guión resulta bastante previsible al espectador, que en todo momento ya va intuyendo cuáles van a ser las reacciones e intenciones de los personajes. Lo más destacable del conjunto es la buena actuación de Sean Penn, que hace una notable composición de este mercenario en apuros, en comparación con Javier Bardem, que parece interpretar con el piloto automático puesto. 

JR PALOMAR.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *