Menú
ÚLTIMOS DÍAS EN EL DESIERTO: ARIDEZ FAMILIAR
marzo 27, 2017 Articulos

El cine de Rodrigo García se ha caracterizado hasta la fecha por contar historias múltiples con alta carga dramática en las que las mujeres tenían el protagonismo, tales como Cosas que le diría con sólo mirarla o Nueve Vidas. En esta ocasión, con Últimos días en el desierto, el director colombiano se acerca a uno de los pasajes del Nuevo Testamento, concretamente los 40 días y 40 noches en que Jesús anduvo por el desierto, haciendo ayuno y abstinencia y siendo tentado por el mismísimo Diablo.

Quizás la parte más desconocida de dicho periplo por el desierto fuera cuando Jesús, -interpretado con convicción por Ewan McGregor, quien se desdobla para encarnar al Diablo también-, se encuentra con una familia de nómadas, cuyo padre (estupendo Ciarán Hinds) es picapedrero, la madre (una sensible Ayelet Zurer), está enferma y moribunda y con un gran sentimiento de culpa y el hijo (intenso Tye Sheridan) quiere hacer su propia vida en Jerusalén. En este encuentro se pondrá a prueba a Jesús, poniéndose de manifiesto las siempre difíciles relaciones entre padres e hijos. Asimismo, sirve para que el director teja una parábola entre padres e hijos sobre la familia, los lazos que nos unen y también aquello que nos separa, a ratos plácida, otros intensa y,a veces, más inquitante.

Con una hermosa fotografía, bien poética, Rodrigo García nos adentra en esta historia bíblica como un pretexto para hablar sobre la familia y sobre la condición humana. He de confesaros que el film va de menos a más y a mí, particularmente, me costó entrar en la trama y que, en un primer momento, la película me resultó algo aburrida, lenta y árida pero, que una vez que se centró en la historia familiar y en las conversaciones entre Jesús y el Diablo, el film se volvió más atractivo e interesante. Eso sí, tampoco me atrevo a recomendarlo para todo tipo de espectadores. Aunque, si os gustan los dramas históricos y las plículas con un componente de aventura y de misticismo, seguro que encontraréis alicientes en estos Últimos Días del Desierto.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario
*