TRUMBO COMO REFLEJO DEL PRESENTE

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

trumbo-movie-bryan-cranston

Es bien sabido que el gobierno de Estados Unidos llevó a cabo una larga y penosa Caza de Brujas tras la Segunda Guerra Mundial, a través del Comité de Actividades Antiamericanas,a cargo de la infame Lista Negra que registraba los nombres de supuestos comunistas y, por tanto, enemigos del estado. En esta lista se encontraba Dalton Trumbo, que en su momento llegó a ser uno de los guionistas más aclamados y mejor pagados de Hollywood pero que, tras negarse a declarar ante las acusaciones del Comité, entró a formar parte de los llamados Hollywood Ten, un grupo de profesionales de la industria que defendía la libertad de pensamiento de la Constitución estadounidense les otorgaba.

Para interpretar a un personaje intelectualmente brillante y con un fuerte carácter quién mejor que el protagonista de Breaking Bad. El tres veces ganador del Emmy no necesita presentación a estas alturas. Es Bryan Cranston en el papel de Trumbo lo mejor que ofrece la cinta, sacándola adelante sin esfuerzo aparente. No son pocos los elementos que enlazan a Trumbo con Walter White: Además del ya mencionado intelecto tenemos a dos personajes que se rebelan contra la adversidad y no dudan en combatir al sistema, aunque eso suponga poner en peligro sus relaciones familiares o sus amistades. Tal como Walter levanta un imperio de la droga, Trumbo empieza a traficar de manera ilícita con sus guiones, a espaldas de la industria. La diferencia fundamental entre ambos es que el escrito estuvo siempre en el “lado de los buenos”.

Lo más interesante de la historia dirigida por Jay Roach, que cubre tres décadas de la vida de Trumbo, es su reflejo con situaciones que vivimos hoy en día. Y es que la caza de comunistas en defensa de América recuerda poderosamente a los escándalos protagonizados por los servicios de inteligencia estadounidenses y las políticas que implican perder derecho a la privacidad en nuestras comunicaciones, a cambio de una mayor seguridad ante las supuestas amenazas del terrorismo y, vaya usted a saber, cualquier cosa que se les ocurra. El fanatismo a este respecto se materializa en la reportera Hedda Hopper, implacable en su cruzada contra cualquier desviación del pensamiento capitalista americano e interpretada con acierto por Helen Mirren.

Con todo, Trumbo adolece de una falta de intensidad que resta valor al conjunto, siendo su desarrollo poco más que rutinario, tanto en sus formas como en su contenido, quedándose en un biopic que resulta interesante como acercamiento a un momento histórico crítico y a un personaje cuya vida fue sin duda impresionante, pero que no ofrece una experiencia cinematográfica a la altura.

JAVIER DEL JUNCO.-

4 thoughts on “TRUMBO COMO REFLEJO DEL PRESENTE

    • jajaja, muchas gracias por el cumplido. La verdad es que parece que es una buena peli, a pesar que no sea redonda al 100%. Besitos!

Responder a Marta Hidalgo Mancha Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *