TRIÁNGULO DE LA VIDA

(No Ratings Yet)
Loading...

San Andrés es como comerse un Big Mac. Es una hamburguesa de consumo rápido. Siempre sabe a carne, a lechuga a pepinillo, a salsa especial, cebolla, queso y pan. Pues ahora substituid la carne por the Rock, a Alexandra Daddario por el pepinillo, la cebolla por los clichés y al pan para la catástrofe digital más espectacular que os podéis echar a la cara no filmada por Roland Emmerich, sino por Brad Peyton, quien ya dirigió a Dwayne Johnson en Viaje al centro de la Tierra 2.

Puede parecer un símil trivial para el film. Pero no lo es porque la propia cinta también juega a ser un simple pasatiempo. Y es que San Andrés ni siquiera te permite hacer una lectura postmoderna. Es así. Tal cual. Y, sin embargo, el nivel de tolerancia del espectador está tan alto en estos tiempos que corren, que incluso en la mayor parte del metraje puede que entres en su juego. Eso sí, todo tiene un límite…

Hablando de límites….también lo tiene el Planeta Tierra. El trasfondo de San Andrés es muy serio. Cuando se estrenó en USA, venía precedido del impacto que ha supuesto algunos de los terremotos más devastadores de los últimos tiempos. Como en San Andrés, cada vez hay más terremotos en el mundo y realmente da miedo lo que propone la película…Porque en el fondo, San Andrés tiene el mismo valor divulgativo que las escenas de Paul Giamatti. Y eso asusta.

Pero esta película se centra no en el científico, si no en el héroe: Un action hero que se reconcilia con su familia en una muestra evidente de la tendencia al individualismo de la sociedad. Aquí no va de salvar a todos, si no salvar a los tuyos. Un mensaje polémico tanto como las reacciones inverosímiles de algunos protagonistas, como por la evolución plausible y plana tanto de la “trama” como de personajes. En el caso del rol de Ioan gruffudd es flagrante…en fin.

Y aun así…san Andrés es lo que es. Un fast food entretenido y olvidable a partes iguales. Ideal para desconectar y, a la vez, quizá conectar de manera implícita con conceptos como la falla de San Andrés u otros conceptos…con miga. Pero eso lo dejo para otro día. Mientras, podéis disfrutar con la peli de catástrofes del año de la mano del infravalorado The Rock

JOAN BOTER ARJONA.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *