LOS PELIGROS DE LA ERA TECNOLÓGICA

(No Ratings Yet)
Loading...

Trascendence es el debut en la dirección de Wally Pfister, un nombre que, a simple vista puede no decirnos nada, pero si os comentamos que es el operador de cámara de El caballero oscuro y que Christopher Nolan apadrina este salto a la dirección como productor, ya son palabras mayores, especialmente para los fans del director de la trilogía The Dark Knight, Origen y Memento, entre otras perlas del género fantástico.

Se trata, pues, de una historia de ciencia-ficción que aborda la siguiente cuestión: ¿Una máquina puede tener pensamientos lógicos a través de diferentes programas y experimentos? El personaje central, Will Caster, lo interpreta Johnny Depp, que aquí abandona sus roles excéntricos para convertirse en un genio sobre programación. Hay un choque entre este gurú digital y una organización anti-tecnológica, que quiere evitar que ocurra esto y deciden matar de forma organizada a todos los científicos, como él. A Caster lo hieren gravemente y deciden con su mujer Evelyn  (Rebecca Hall) intentar que su mente y recuerdos sean grabados en un ordenador y que pueda vivir a través de la pantalla. En este punto, el film nos recordó a  Her, de Spike Jonze, aunque allí el protagonista se enamora de la voz del ordenador, mientras que en ésta quieren poner el cerebro de una persona en un ordenador.
 

La cinta destaca por su excelente factura técnica y por sus espectaculares efectos especiales. No obstante, el guión, que pretende ser reflexivo y trascendente como indica su título, se nos antoja un poco simple, ya que transcurre a lo largo de 5 años y deja algunos aspectos y asuntos por pulir. Destacan también las buenas interpretaciones de Rebecca Hall y Paul Bettany, Morgan Freeman y Kate Mara en pequeños papeles que necesitarían más desarrollo. Una interesante propuesta sci-fi, que nos deja con ganas de más.

JR PALOMAR.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *