Menú
THOR RAGNAROK: RESACÓN EN ASGARD
octubre 30, 2017 Articulos

Nunca me ha acabado de convencer la saga de Thor. Lo reconozco. Esa mezcla de aventura mitológica fantástica mezclada con romcom no me acababa de hace el peso, pero me entretenía como lo suele hacer las cintas del UCM. Primero, porque creo que le impedía a la saga explotar sus virtudes y segundo porque su humor me resultaba anticlimático y más bien poco efectivo.

Lo cierto es que la saga de Thor tampoco ha sido la predilecta por la mayoría de público y crítica, aunque tiene sus adeptos. Thor y Loki son dos de los personajes que más gustan del UCM, así como su conflicto, pero mas allá de eso, sus películas han tenido un impacto menor que las de Capitán América o Iron Man. Es por eso que, después de Kenneth Branagh y Alan Taylor, en Marvel Studios han querido darle un giro a la franquicia aprovechando la fórmula de Guardianes de la Galaxia: Aventuras especiales, psicodelia e humor auto paródico. Para eso han escogido a un director a la priori interesante: Taika Waititi, responsable de la ganadora del premio del público del festival de Sitges hace unos años con la hilarante Lo que hacemos en las sombras, un mockumentary que parodiaba las películas de vampiros.

Y ahora es cuando tocamos un tema muy pantanoso a la hora de hacer cualquier critica: El humor. Y es que el humor es uno de los elementos más subjetivos que se afronta un cronista al hacer una reseña, que ya de por si, es una opinión y, por lo tanto, no puede plantearse en términos de objetividad. Así pues, del mismo modo que antes he definido a Lo que hacemos por las sombras como film hilarante, puede que para muchos esa cinta no lo sea en absoluto porque su sentido del humor no conecta con el suyo. Supongo que es lo me ha pasado con Thor Ragnarok. La mayoría de los gags no me hacían gracia y eso es complicado cuando nos encontramos con un film que, en mayor parte, más que una comedia de aventuras al estilo Guardianes, más bien parece una comedia del estilo ZAZ o Austin Powers, es decir, una comedia cuyos gags no están articulados ya por contraste, sino por mera acumulación.

Es por eso que durante buena parte de la cinta me he encontrado con una propuesta que, en todo momento, parecía ensimismada en querer sabotearse, si no fuera por que por fortunas ciertos elementos se mantienen a flote. Entre esos elementos esta Cate Blanchett, quizá la mejor némesis del UCM hasta al momento,pasando por la aparición por Doctor Extraño y alguna que otra sorpresa y sobre todo un par de escenas épicas: La versión extendida de la archiconocida escena que hemos visto en los trailers y la épica batalla final, tan buena que uno se pregunta porque la película no ha querido explotar antes sus grandes bazas y se ha centrado en su vertiente humorística y la ridiculización de los personajes estrella de la saga.

Recomendada para quien quiera ver una comedia de humor absurdo con momentos de acción y efectos especiales para un target teóricamente más amplio y familiar. Respecto a los incondicionales de las dos anteriores entregas, el cambio de estilo puede ser chocante, así que avisados estáis. Aquí Shakespeare ni está ni se le espera. Pero, en cambio, el slapstick es muy bienvenido en forma de múltiples resbalones, por poner un ejemplo. Eso puede gustar a muchos, pero en mi caso, visto el resultado, creo que me quedo con las dos anteriores.

JOAN BOTER.-

"1" Comment
  1. Jarl pues no sé si quiero verla, pero mis hijos están entusiasmado con la idea de pasar por el cine para reencontrarse con su amado Thor. A ellos les han gustado muchísimo las dos anteriores, a mi no tanto.

Deja un comentario
*