TERRORMOLINS EN CASA: SEGUNDA PARTE

ANONYMOUS ANIMALS

Anonymous Animals es una propuesta muy particular. En tan solo 64 minutos, el director Baptiste Rouveure es capaz de narrar, con completa ausencia de diálogos, la pesadilla que sufre un hombre apresado por un grupo de animales. ¿Y qué tienen de especial estos animales, en su mayoría salvajes? Pues que han asumido el rol de humanos y son los humanos quiénes son sometidos a placer por ellos. Ésta es la interesante, a la par que inquietante premisa, que se convierte en el eje central de una de las películas más turbias y bizarras que he podido ver hasta la fecha en esta edición de TerrorMolins.

Otro de los puntos fuertes del film, aparte de su idea original, es su atmósfera malsana, lograda tanto por su fotografía, de tonos fríos y oscuros, como por su incisiva banda sonora. Ambos elementos son los que proporcionan al espectador una sensación de amenaza constante, haciéndole ponerse en el lugar del humano, que es sometido a todo tipo de sumisiones y de vejaciones.

No es una película recomendable para todo los públicos. Hay que acercarse a ella sin miedo y sin conocer demasiado del argumento para dejarse sorprender y para que a uno se le remuevan las entrañas. Si lo consigue o no, esto depende de la mente abierta del público. En mí caso, que no sabía lo que iba a ver, me atrapó desde el primer minuto hasta el último. No son necesarios los diálogos para crear una historia poderosa y atractiva, tanto a nivel visual como psicológico. Ésta es una película de terror para amantes de las rarezas que te perturban, te consiguen «volar» la cabeza, así como que te dejan pensando a posteriori. Nota: 7/10.

 

Godforsaken

 

GODFORSAKEN

Godforsaken, de Olivia Jones, podría ostentar el título del found footage más bizarro del año. La trama parte de un hecho espeluznante acaecido en un funeral, un incidente que se enclavaría dentro de lo que podríamos denominar «terror religioso» para derivar hacia otros derroteros muchísimo más bizarros, coqueteando de manera descarada con el subgénero de infectados.

La nerviosa cámara en constante movimiento y en angulaciones imposibles en algunos momentos -reíros de la segunda parte de Climax, de Gaspar Noé- y los gritos de ultratumba de sus atribulados y horrorizados protagonistas crean un atmósfera desasosegante. Aún así, en según qué secuencias, he de admitir que se me escapó la risa floja, pues es mejor no tomarse demasiado en serio lo que se está presenciando en pantalla.

Aún así, Godforsaken es, probablemente, la cinta más terrorífica que hemos visto hasta la fecha en TerrorMolins en casa. Una muy loca, extraña, creepy y alucinógena experiencia, que estoy prácticamente convencida que va a satisfacer a los amantes de estos subgéneros porque da exactamente lo que el espectador aficionado pide. Nota: 6/10.

 

MURDER DEATH KOREATOWN

 

MURDER DEATH KOREATOWN

Si Godforsaken era el found footage más bizarro, Murder Death Koreatown es el más curioso. ¿Ficción o realidad? La cinta parte del asesinato de un hombre coreano a su mujer y de la progresiva obsesión por obtener pistas y testimonios para esclarecer este macabro asesinato por parte de un vecino de la zona.

A partir de los hechos (el asesinato), este indiscreto vecinito tejerá una investigación que ni el propio CSI o los de Cuarto Milenio. Una de las peculiaridades de la película es que es anónima, es decir, que no se conoce ni el director, ni los actores son profesionales, ni existe guión previo, sino que es una propuesta basada en la improvisación del protagonista accidental e investigador de la historia.

A través del seguimiento de pistas, proporcionadas por gente que conoció al asesino y la víctima, este vecino empezará incluso a tejer el modus operandi y a intentar esclarecer el porqué el asesino hizo lo que hizo y desde dónde lo cometió. No conviene revelar mucho más del argumento, pues yo no sabía lo que me iba a encontrar y ha sido toda una sorpresa. Para este film, no obstante, no existe término medio, o bien entras en lo que te propone o bien, lo consideras una soberana estupidez. Aunque hay más motivos para ser partidario de la primera opinión que de la segunda. Nota: 6.5/10.

 

HAWK AND REV: VAMPIRE SLAYERS

 

HAWK AND REV: VAMPIRE SLAYERS

Y para desengrasar un poquito, nada mejor que unas gotas de comedia. Hawk and Dev: Vampire Slayers, de Ryan Barton-Grimley, enamorará a los fans de la nostalgia de los 80´s y a muchos cinéfilos por sus constantes guiños y homenajes. A pesar de que se ve con una sonrisa en los labios en algunos momentos, las aventuras y desventuras de estos dos amiguetes cazadores de vampiros no son ni tan tronchantes ni tan desfasadas como nos esperábamos. Eso sí, en el tramo final hay una secuencia que seguro que hará aplaudir a los amantes de la hemoglobina y que ya justifica por sí sola el visionado.

El principal problema del film es que ni todos los chistes y gags son jocosos, ni las partes de terror son demasiado pasadas de rosca -excepto la secuencia que termino de mencionar-. Por todo ello, es posible que no acabe de convencer ni al que busque comedia ni al que esté ávido del subgénero vampírico.

En definitiva, una propuesta que, si bien no es fallida del todo, tampoco contiene los suficientes elementos de interés como para soportar sus 85 minutos de duración. Se queda en un divertimento tan intrascendente como fácilmente olvidable. Una verdadera lástima, porque es una de las películas que servidora tenía más ganas de ver en esta edición de #TerrorMolinsEnCasa.  Nota: 5/10.

SONIA BARROSO.-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *