EL NIÑO Y LA GARZA: VUELVE LA MAGIA DE MIYAZAKI

Cuando The Wind Rises cerró su telón, uno podía sentir la emoción de ver un colofón de lo más personal de un autor que había revolucionado el cine de animación a través de su particular sensibilidad. Y lo peor es que no parecía tener un relevo, sobre todo por pertenecerá una mirada propia. Studio Ghibli […]