Menú
SPARK: UNA AVENTURA ESPACIAL ALGO DESCAFEINADA
septiembre 18, 2017 Articulos

Spark, una aventura espacial, dirigida por Aaron Woodley, es una propuesta de animación de los creadores de Operación Cacahuete para todos los públicos. Aventuras espaciales, emociones y humor es lo que uno se espera antes de verla. La historia del mono Spark, el protagonista de la historia quien, ayudado por dos amigos, la zorra Vix y el jabalí Chunk tendrá que intentar salvar el planeta Bana y, por ende, toda la galaxia, ya que pretende hacerse con el control del kraken, una especie de criatura espacial tan poderosa como peligrosa. Para ello, Spark tendrá que desafiar sus limitaciones y convertirse en el dueño de un destino inesperado. Como veis, la trama no tiene demasiada originalidad, ya que volvemos sobre el tema del héroe superado por las circunstancias que tendrá que hacer acopio de valor para poder vencer al Mal, restablecer el orden planetario perdido y recuperar a parte de su familia.

La película presenta algunos problemas de ritmo y de interés, ya que va claramente de menos a más, y es irregular en su desarrollo. No es ni muy divertida, ni rompe clichés -sino que hace acopio de todos los tópicos de las aventuras espaciales-. Pero si que para niños que aún no hayan visto sagas galácticas y que no sean fans ni de Star Wars ni de Guardianes de la Galaxia todavía puede funcionar como entretenimiento sin mayores pretensiones. Y aunque los protagonistas son buenos, valientes y adorables y el villano es malo malísimo a la par que un tanto patético, el dejà vu que nos queda de la historia es tal que creo que sólo los más pequeños pueden disfrutar algo más de estas aventurillas espaciales mil y una veces vistas.

No hay mucha emoción, ni demasiada épica, no es aburrida, pero tampoco es espectacular ni memorable. En definitiva, si sois muy fans de las space óperas espaciales, esta película seguramente va a pasaros sin pena ni gloria. Ahora, si buscáis una película para que las criaturas estén distraídas 1 hora y media es posible que pueda funcionar.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario
*