LA SOMBRA DEL MITO

(No Ratings Yet)
Loading...

Que se anuncie un nuevo proyecto basado en alguna de las obras del maestro japonés del manga y el anime de ciencia ficción Leiji Matsumoto ya es todo un acontecimiento. Y más si la propuesta es actualizar una de sus creaciones más queridas, el Capitán Harlock, a animación por ordenador y 3D estereoscópico. La acción de ‘Space Pirate: Captain Harlock 3D’ se sitúa en 2977. 500.000 millones de humanos llevan mucho tiempo lejos de la Tierra, en otros planetas en los cuales están agotados los recursos. Entonces tiene lugar una guerra entre los que quieren volver a su planeta de origen y aquellos que quieren protegerlo de la superpoblación. La guerra acaba con la creación de La Coalición Gaia, que declara a la Tierra santuario y prohíbe la entrada. El Capitán Harlock, a bordo de la singular nave de combate Arcadia, lleva los últimos cien años tratando de que las cosas vuelvan a ser como en los tiempos en que los humanos habitaban la Tierra, siendo el pirata más buscado por la Coalición. Un nuevo recluta puede alterarlo todo.

El principal problema de ‘Space Pirate: Captain Harlock 3D’ es que urde un argumento muy complicado -cuesta incluso resumir su sinopsis- y requiere de muchas explicaciones, mediante recursos como la voz en off, largas parrafadas de personajes y varios flashbacks en los que se invierte demasiado tiempo. A ello se suma un exceso de jerga espacial y algunos conceptos que no acaban de ser verosímiles y que pueden acabar por aburrir al espectador. Mucha complicación argumental para un mensaje sencillo y subrayado.

Tampoco funcionan la mayoría de personajes añadidos, muy planos y con escenas melodramáticas manidas. En cambio, desaprovecha parte de la esencia del manga y los anime anteriores: la tripulación de la Arcadia, una pandilla de holgazanes que se dedican a sus aficiones y a emborracharse en su tiempo libre, pero que siempre están a punto cuando Harlock los llama a sus puestos. Estos personajes permitían momentos humorísticos y mostraban la cara amable del Capitán, sirviendo para la distensión. Por otro lado, se oscurece mucho a los personajes y se dosifican en exceso las apariciones de Harlock.

El diseño de personajes es menos estilizado que el de Matsumoto; más realista. La captura de movimiento se ha usado sobretodo en los movimientos faciales y en la labial de los personajes, pero no funciona tan bien en los movimientos corporales. El 3D, prescindible, añade sobretodo profundidad y hace más espectacular, por ejemplo, el movimiento característico de la capa de Harlock y el de la bandera bandera pirata de la Arcadia.

En la parte positiva de la balanza quedan las referencias a animes anteriores, y que, por fin, se descubre el origen de la cicatriz del Capitán. Para aquellos a quienes no les funcione ‘Space Pirate: Captain Harlock 3D’, siempre les quedará recuperar o descubrir ‘La Arcadia de mi juventud’, película anterior de animación tradicional que capta mucho más la esencia del personaje.

DAVID CANTO.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *