INFERNO: SOMOS DEMASIADOS

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

inferno

Si en los últimos años, Cincuenta Sombras de Grey fue un fenómeno, hace otros más atrás lo fue El Código Da Vinci, una novela de Dan Brown sobre un profesor de historia del arte llamado Robert Langdon que tenia que resolver un enigma criminal implicado con el Grial y la historia secreta de Jesús. La fórmula levantó ampollas en la Iglesia, ya que el libreto era un libro conspiranoico disfrazado de folletín de aventuras; como una suerte de temporada de la serie 24 comprimida, enigmas a lo Indiana Jones pero en clave más gincana y aventura gráfica.

Tal fue el éxito que Hollywood no tardó en sacar una película que fue otro gran éxito. En ella, Ron Howard se sentaba en la silla del director y reunía un reparto heterogéneo liderado por Tom Hanks como el protagonista. Sin embargo, aún siendo un film ligeramente entretenido, se articulaba como translación puramente visual del texto literario con los actores recitando el texto y una sensación de piloto automático también en la dirección. Algo que años después, con la calma, el mismo equipo creativo decidió mejorar adaptando otra novela de la saga, Ángeles y Demonios, donde los líos vaticanos eran plasmados con mas énfasis visual, actores más en vereda y un tono ágil y autoparódico adaptando perfectamente el quid de la fuente literaria sin perder enjundia.

Por fortuna, Inferno, sigue en la misma línea de su precedesora y dobla la apuesta, si bien creo que el material original es el menos interesante de la ahora trilogía. Aquí todos dan el cenit de la franquicia: Tom Hanks es más Langdon que nunca en la aventura mas personal del rol hasta la fecha; Felicity Jones es la mejor compañera femenina de Langdon y su química vertebra el film de forma muy sólida. Sin embargo, no están solos. El oficio de Ron Howard brilla más que nunca sobre todo con el nuevo ingrediente más psicológico del film y los secundarios interpretados por Omar Sy o Irfan Khan entre otros están para aportar a la historia. El problema viene, paradójicamente, tras un par de giros a la hora y media del film. A partir de ese punto, la historia pierde el ritmo, se vuelve más reflexiva y adulta cuando creo que no debería y lo encadena con el desenlace mas rutinario de las tres cintas de Langdon.

No obstante, el resto es un entretenimiento de primera, quizá con algunos anagramas de menos respecto a otras ocasiones, pero muy superior de la media de los que hemos visto este año. Muy recomendable.

JOAN BOTER ARJONA.-

2 thoughts on “INFERNO: SOMOS DEMASIADOS

    • A mí me gustó más Ángeles y Demonios que El Código Da Vinci (tanto pelis como libros), si la vas a ver ya me contarás. Besitos!

Responder a Dácil Isabel Muñoz Porta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *