SOMETHING MUST BREAK GANA EN ZINEGOAK

Nånting måste gå sönder/Something Must Break ha ganado el premio a la mejor película de ficción de Zinegoak, el festival de cine de temática LGBT que se celebra a principios de año en Bilbao. La diversidad de propuestas que se han podido ver en la sección oficial de esta 12ª edición ha dejado claro de que existe mucha variedad en el cine que se enmarca bajo la etiqueta LGBT. Y está claro que un festival de este tipo debe reflejar y legitimar la pluralidad de voces que existen entre los gays, lesbianas, transexuales en las sociedades actuales. La diversidad de temas y enfoques tratados por los cineastas demuestra que el cine LGBT no es monolítico, ni mucho menos, sino que retrata la complejidad del ser humano en todas sus facetas.

La producción sueca Something Must Break retrata la vida de Sebastian, una joven que está atrapada en un cuerpo de hombre y que necesita desesperadamente la ayuda del otro para poder convertirse en Ellie. Necesita amor para poder transformarse en lo que verdaderamente es. La identidad sexual de Sebastian está en manos de los demás, ya que, si no recibe el apoyo que necesita por parte de sus semejantes nunca podrá llevar a cabo su transformación. Ester Martin Bergsmark nos muestra claramente que dependemos del otro para poder ser felices, puesto que, necesitamos amor para poder llegar a ser nosotros mismos. La identidad de cada uno de nosotros se construye a través de la interacción con los demás, por ende, lo más sensato sería asumir nuestra dependencia y ser conscientes de ello.

La oscura y decadente atmósfera de la cinta transmite perfectamente la sensación de angustia que siente la protagonista. Se siente rechazada por la sociedad que en principio debería aceptarla como una más. Sin embargo, un día conocerá a Andreas, un chico rebelde al que le gusta divertirse y entre ellos surgirá una relación muy bonita. Sebastian solamente aspira a ser amada, pero los prejuicios y los miedos de ambos dificultarán esa labor. Es una bellísima historia de amor que se verá truncada al igual que sucedía en la magnífica Laurence Anyways de Xavier Dolan, la cual resultó ganadora en la edición del 2013.

Von Mädchen un Pferden/Of Girls and Horses dirigida por la alemana Monika Treut resalta la misma idea que defiende Ester Martin Bergsmark, según la cual dependemos irremediablemente del otro para poder sentirnos a gusto con nosotros mismos. Uno puede perderse fácilmente en la penumbra más absoluta mientras camina por la vida si no se tiene el apoyo y el amor de otra(s) persona(s). La protagonista de esta historia es Alex, una chica de 16 años que no encuentra su lugar en el mundo. Necesita un cambio radical para poder salir de la fase de autodestrucción en la que se encuentra inmersa, y por ello su madre la envía a trabajar a una granja donde cuidan a los caballos. A pesar de su juventud, ella se siente al igual que un animal abandonado, necesita mucho amor, cariño y comprensión para poder curar sus heridas. Y lo cierto es que no hay mejor medicina para el alma que alguien te ame tal y como eres, es decir, que te ayude a ser lo que eres sin tener ningún miedo al rechazo. En la granja conocerá a Nina, una joven de su edad que le enseñará que el amor puede obrar milagros.

ÓPERA PRIMA

Atlántida es la primera película de Inés María Barrionuevo, la cual se estrenó en el prestigioso Festival de cine de Berlín de hace un año. Su estilo es minimalista, sencillo, pausado… y la guionista y cineasta argentina defiende el cine que se nutre de imágenes y sonidos, ya que, reivindica el poder de sugestión de las miradas y los gestos. Las palabras son las herramientas de trabajo de los literatos, y el cine no debería relegar las imágenes a un segundo plano. Sencillamente, es una cinta fascinante que logra hipnotizar al espectador gracias a la presencia de Lucía, la protagonista de esta historia de amor adolescente. Puede que para algunos sea aburrida, ya que, los acontecimientos se suceden con lentitud, pero la autora recrea esos pequeños momentos de la vida que nos hacen vibrar. Esos pequeños momentos que pueden llenar de gozo el alma de cualquier ser humano. Se trata de una sutil, tierna y maravillosa película que hará las delicias de cualquier espectador que se deje llevar. Aunque no haya llegado a los cines comerciales de muchos países, es una verdadera joya que no tiene desperdicio.

 HISTORIA QUE ARRASA EN GALICIA

 Y para terminar voy a pasar a comentar la película A Esmorga de Ignacio Vilar, la cual está arrasando en Galicia. La historia está basada en el libro del mismo título de Eduardo Blanco Amor, que fue el primero que abordó la homosexualidad en la literatura gallega y que fue publicado en Buenos Aires en 1959, en plena época franquista. Al igual que en Seven de David Fincher la incesante lluvia que acompaña a los tres amigos en su periplo amenaza la aparente normalidad. El argumento es de lo más sencillo, ya que, se trata de tres amigos que se van de parranda, pero el tono de la película es totalmente sombrío y amenazador. Los actores están soberbios, pero sobre todo hay que destacar la actuación de Karra Elejalde, un vasco de pura cepa que pasa por ser mejor gallego. La aparente frivolidad y divertimento que se desprende del argumento no encaja para nada con el ambiente que se respira en ese mundo imbuido por el espíritu franquista.

La represión está presente en todo momento, aunque de manera latente y socavada. Y como es sabido lo que suele pasar en estos casos es que los impulsos y los deseos reprimidos acaban saliendo a la superficie, inevitablemente, y con mucha más virulencia que lo normal. Se puede afirmar con total rotundidad que la represión nunca trae nada bueno. Por lo tanto, hay que evitar a toda costa que el monstruo que todos llevamos dentro se haga cada vez más fuerte y que se convierta en una especie de Godzilla; en vez de reprimir nuestra naturaleza deberíamos tratar de aceptar y asumir nuestros deseos antes de que ellos tomen el control de nuestras vidas y arrasen con todo. Resumiendo, se trata de una cinta que condena duramente la represión sexual. Toda persona tiene derecho a desarrollar su sexualidad con total naturalidad, y para ello necesita el amor de sus seres queridos y la comprensión de sus conciudadanos, sino las consecuencias pueden ser nefastas para el conjunto de la sociedad.

BEÑAT EIZAGIRRE INDO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *