SEXOADICTOS

(No Ratings Yet)
Loading...

Amor sin control, de Stuart Blumberg, director de Los chicos están bien, (que aquí firma el guión junto a Matt Winston), apuesta por un tema que el cine viene tratando últimamente: la adicción al sexo. Pero en este film no se alcanza ni el tono trágico de Shame, de Steve McQueen, ni el tinte fresco y desenfadado de Don Jon, de Joseph Gordon-Levitt.

Se trata de una historia “indie”, que combina drama con comedia, y se centra en las relaciones personales entre unos personajes que acuden a terapia para su adicción al sexo. Por un lado, está el pulcro y correcto, Adam (Mark Ruffalo) que, cuando conoce a Phoebe (Gwyneth Paltrow) no sabe como afrontar la relación después de cinco años de abstinencia. Neil (Josh Gad), un médico bastante “salido”, que no se toma en serio las reuniones, que se las manda un juez y Mike (Tim Robbins), un alcohólico, y su mujer Katie (Joely Richardson), que ha convivido pacientemente con sus adicciones y que ha ayudado más a sus ahijados adictos que a su propia familia. Como curiosidad, la cantante Pink se estrena como actriz con un pequeño papel en relación con el personaje de Neil. 

La película es un tanto irregular, aunque gana enteros en sus momentos cómicos, sobre todo gracias al buen hacer de un Josh Gad que se erige como rey de la función. Mark Ruffallo y Tom Robbins también están nos ofrecen unas buenas interpretaciones desplegando una variedad de registros. Una propuesta que se deja ver, aunque nos hubiese gustado que fuese un poco más incisiva y menos políticamente correcta. 

JR PALOMAR.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *