SANGRE, VIOLENCIA Y EMOCIONES SOTERRADAS

 

Sitges, un año más y este me estreno como opinóloga en Facesonthebox. Empezamos bien, muy bien con The Witch, apertura del Festival, potente donde las haya y que supone  el descubrimiento de Robert Eggers, un director que arrasó en Sundance y que se postula como uno de los autores más interesantes del género de terror emocional y psicológico. Esta bruja pone la piel de gallina, con emociones soterradas, sin necesidad de sustos ni efectismos innecesarios, la historia, ambientada en la sociedad cerrada de la Nueva Inglaterra del siglo XVI me mantuvo pegada a la butaca, mordiéndome las uñas…

Muy distinta es La novia, de Paula Ortiz, pero su imaginería poderosísima (menudas imágenes, que se te quedan pegadas a la retina), Las bodas de sangre de Lorca cómo nunca nos las habíamos imaginado y una Imma Cuesta en estado de gracia, reclamando un merecidísimo Goya a la mejor actriz.

Más gamberras y sangrientas, The Baskin, o como las cinematografías raras y emergentes pueden pegar fuerte como el año pasado la vampírica iraní A girl walks home alone that night, este año le toca el turno a The Baskin, por Turquía, demuestra su “bloody talent” y reclama visión obligada, así como la divertidísima y pasada de rosca, Turbo Kids (ojo, que con ese título, no es cine infantil ni juvenil, aunque homenajee algunas pelis míticas de aventuras de los 80,  Los Goonies & cia). Decepcionante Eli Roth y su Knock knock, no me gustó ni mi adoradísimo Keanu Reeves (su carrera está claramente en caída libre), un sinsentido total, plagado de violencia y sexo. Para los frikis de Star Wars como yo, indispensable el documental I´m your father.

Me encantó ver a Nicolas Winding-Refn recoger la Máquina del Temps y a un vitalista Oliver Stone dando una clase magistral extraordinaria. ¡Cuántas emociones en un solo fin de semana!

Seguiré contando, dejadme que recupere el aliento, en las salas de Cine de Sitges 2015. ¡Hasta pronto!

 

CATI GARCIA SUGRANYES.-

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *