Menú
EDDIE EL ÁGUILA: SALTOS RETRO
junio 9, 2016 Articulos

eddie

En uno de los episodios de la célebre How I met your mother, se descubría la identidad secreta de uno de los personajes. Robin Scherwatzky había sido en su juventud, Robin Sparkles: Una popstar canadiense que protagonizaba hits y videoclips ochenteros. Esa visión retro y paródica de esa época es también uno de los elementos de Eddie el Águila, feel-good movie deportiva con una historia de fondo de superación archiconocida. No sólo por quien conozca la historia real de Eddie The Eagle, sino para los que hayan visto alguna vez ese clase de film deportivos.

Pero tópicos aparte, el film funciona. Nunca es memorable, pero es suficientemente entretenido y eso ya es mucho; más cuando también tocas un subgénero como el biopic, que es de por sí es veneno para la taquilla. Primero destaca, por la interpretación de Taron Egerton, algo caricaturesca,pero que el actor acaba modulando al largo del film con un talento increíble. El que fuera chico de Kingsman puede hacer grandes cosas. Por su parte, Hugh Jackman encarna el prototipo de personaje de siempre con la misma solvencia habitual y resulta el perfecto contrapunto a Egerton. El problema de Jackman es que siempre lo veo haciendo el mismo papel y sabemos que tanto por su trayectoria en Broadway o en films como Prisioneros que el australiano da para mucho más que para ser Lobezno o sucedáneos…En fin…Y por último, el toque retro del film ya mencionado salpicado de humor hace mucho más amenos sus 100 minutos de metraje.

Su tono es nostálgico, paródico y deliberamente ingenuo. Así que: Abstenerse cínicos, aunque también es verdad que esto no es un telefilm de tres al cuarto. Aquí hay substancia. Y la sombra de su productor Matthew Vaughn y dirección de Dexter Fletcher es patente para bien.

En definitiva, Eddie El Águila es un film para pasar un buen rato, sin muchas exigencias, especialmente para los amantes de las feel-good movies deportivos.

JOAN BOTER ARJONA.-

Deja un comentario
*