ROBERT PATTINSON VUELA MUY ALTO

Robert Pattinson quiere dejar atrás, por méritos propios, la vampirito brilli brilli, Edward Cullen de la saga Crepúsculo que tanto hizo suspirar a las adolescentes de medio mundo. Y lo hace desmarcándose a cada papel que acepta en su trayectoria, tan o más interesante como la de Kristen Stewart, quién fue su pareja tanto dentro como fuera de la gran pantalla. Desde que David Cronenberg se fijara en él para protagonizar dos películas: Cosmópolis y Maps to the stars, la carrera de este actor británico de 32 años parece imparable. Consiguió convertirse en un galán seductor de época en Bel Ami, en la que enamoraba a Uma Thurman, Kristin Scott Thomas y Cristina Ricci.

Good Time, de los hermanos Safdie, se reveló como un thriller absorbente e hipnótico en el que Pattinson estaba deslumbrante, y sus intervenciones en Z La Ciudad Perdida, de James Gray o protagonizar Damsel y The Rover fueron aumentando el caché del actor. Con High Life, de Claire Denis, se enfrentaba a uno de los papeles más complejos de su carrera en una película de ciencia ficción de autor, tan críptica como incómoda.

Aunque con The Lighthouse, de Robert Eggers, va a llegarle la consagración definitiva al medirse con Willem Dafoe sin que le temblara el pulso en un tour de force actoral como no se veía en mucho tiempo en la gran pantalla.  Un papel, el de farero aprendiz que cae en el abismo de la locura, que le puede reportar su primera nominación a los Oscars, y que le hará muy presente el la próxima temporada de premios.

Actualmente, podemos verle en un papel menor, aunque muy recordado por la excentricidad del mismo y por su peculiar acento francés al hablar inglés, interpretando al Delfín de Francia en The King en la que consigue eclipsar con tan sólo 15 minutos en pantalla al propio Timothée Chalamet, el protagonista de la película.

Pattinson se está convirtiendo, película a película, en una leyenda de la interpretación. Y nos espera verle aún en proyectos de lo más interesantes, como The Batman, de Matt Reeves, en el que, además de protagonizar al nuevo caballero oscuro de Gotham City, se medirá con Paul Dano como el villano Acertijo. Otras películas que aún tiene en cartera pendientes de estreno son Waiting to the Barbarians , junto a Johnny Depp. y Tenet, el nuevo rompezabezas de Christopher Nolan.

Asimismo, también se ha atrevido a seducir en un anuncio de colonia para Dior Homme para goce de sus cada vez más numerosos admiradores.

Quién aún se resista a ver su progresión como actor y su carrera imparable, y le siga reduciendo al vampiro crepuscular es que seguro que aún no se ha empapado y gozado con su actual filmografía.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *