LA NUEVA MASCULINIDAD

(No Ratings Yet)
Loading...

Don Jon es la ópera prima de Joseph Gordon-Levitt, actor todoterreno -chico Nolan en Origen y The Dark Knight Rises-, que no se ha prodigado demasiado en el género de la comedia, tan sólo en 10 razones para odiarte y en la amarga 500 días juntos.

En esta ocasión, Levitt se pone delante y detrás de la cámara para contarnos la historia de Don Jon, un joven chulesco, amante del gimnasio, de las discotecas y de ligarse a una chica cañón cada noche. Entre su biblia de afinidades, también está su familia, ir a la iglesia (a confesar sus pecados) y ser un consumidor asiduo de porno por internet. Cuando conoce a Barbara, una espectacular chica 10 (una Scarlett Johansson que “calentará” las plateas con naturalidad y desparpajo), amante de las comedias románticas, perderá la cabeza totalmente, enamorándose como nunca ha creído hacerlo. Con ella y con Ester, (convincente y sensible Julianne Moore), una alumna madura y deprimida por un trágico incidente , a a quien conocerá en las clases nocturnas y que se convertirá en su confidente, Don Jon va a ver su mundo onanista de otro modo distinto.

La película, en clave de comedia, explica cómo un chico egocéntrico, que sólo vive por y para sus placeres sexuales -sean reales o virtuales- puede descubrir y forjar una identidad distinta, una nueva masculinidad, tras el contacto con dos tipos de mujeres distintas: la bella “juani”, tan dulce como dominante y manipuladora; y la madura, ya de vuelta de todo, pero con la cabeza serena y reflexiva, que sabe muy bien qué es la vida. El descubrimiento del amor y del sexo que hace el protagonista sirve para acercar al espectador de hoy las siempre complicadas relaciones entre hombres y mujeres, e incluso éste podrá comprobar el papel del sexo por internet como desencadenante de la mayor de las alegrías y también de las desdichas.

Así pues, en este reverso lúdico de Shame, el protagonista también desciende a los infiernos de su adicción, pero a diferencia del personaje de Brandon del film de Steve McQueen, aquí se vislumbra una redención posible; para algunos quizás un tanto conservadora, pero que no deja de ser curiosa y sorprendente, más en un género, la comedia romántica, demasiado manido por situaciones tan tópicas y previsibles. En definitiva, Gordon-Levitt, con oficio y espontaneidad, construye una comedia fresca y original, que supone una vuelta de tuerca a las rom-com tradicionales. Habrá que seguir de cerca su carrera.

SONIA BARROSO.-

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *