DAMIÁN SZIFRÓN: “EL SER HUMANO REPRIME SU ANSIEDAD Y EL COSTE ES MUY ALTO, LE DEJA MUY TENSIONADO”

Damián Szifrón y Leo Sbaraglia son dos profesionales como la copa de un pino. El director y uno de los actores de Relatos Salvajes nos acogieron con calidez, simpatía y buen humor durante el pasado Festival de San Sebastián. Ambos argentinos, atractivos y muy amables, la conversación con ellos fue un auténtico placer. Con ellos, nos sólo hablamos de la película que ha reventado las taquillas en Argentina, convirtiéndose en un fenómeno de masas, sino también del proceso de escritura del guión, de la dirección, del trabajo de actores, etc. Una auténtica masterclass. Sentaos y disfrutad con nosotros.

“Estamos muy felices con Relatos Salvajes, la película sólo nos trae buenas noticias. Entró en Cannes y gustó mucho y también en Telluride y San Sebastián ha tenido mu buena acogida. Nosotros que vimos la película crecer, ahora la vemos relacionarse”,
comentó Damián Szifrón orgulloso, con ese orgullo que tienen los padres con sus hijos. Y es que el film no para de darles satisfacciones.

Y…¿cómo se gestó tal proeza fílmica? “Es una historia con muchas capas. Las historias son fruto de la interacción entre personajes. Son seis historias de liberación que parten de una etapa de compresión y represión hasta una de liberación, que puede ser feliz o catastrófica. Se habla del placer que produce defenderse”, nos reveló el director. Szifrón concibió el film como “un álbum de rock conceptual o como un espectáculo de circo con diferente números que adquieren valor por varias razones”. Es decir, que “primero aparecieron los cuentos individualmente y después se gestó la película”.

SBARAGLIA SOBRE RUEDAS

Respecto al “cuento” que protagoniza Sbaraglia, Szifrón dijo que no había pensado al hacerlo en la mítica El diablo sobre ruedas, de Spielberg, aunque es imposible no referirse a ella cuando es una historia de acción y tensión en ruta. La historia se gestó de la manera siguiente. “Iba en ruta escuchando música, toca el claxon a otro conductor, se para, se le estropea el coche y el otro, le alcanza. Entonces me quedé fantaseando qué pasaría cuando se le pinchara la goma un par de kilómetros adelante y cuando, a aquella persona que has insultado, la vida te la vuelve a poner allí enmedio de la ruta”.  Preguntado a Sbaraglia cómo preparó ese personaje que va del miedo a la rabia, pasando por toda una escala de emociones, en tan pocos minutos, Leo respondió: “es muy agradecido construir un personaje de reparto porque tienes que contar un personaje muy fuerte con colores primarios y lo más lindo es que sólo tienes 20 minutos para reflejar el prisma y todas las facetas del personaje y resolverlo “saliendo con los tacones de punta”, como decimos en Argentina”.

El director nos confesó que la brevedad de la historia suposo una liberación:“escribía la película en simultáneo, por un lado, una historia de amor, por otra, un drama familiar o un western, me dije, “voy a escribir cuentos cinematográficos y así lo hice, en dos noches escribía un cuento y así sucesivamente”.

Szifrón ve la película esperanzadora: “es cierto que primero es una radiografía triste, por eso salen animales en los títulos de crédito iniciales, porque los animales tienen algo de nobleza infinita, matan sólo para sobrevivir y los buenos son los que no comen carne. Luego está la mirada del ser humano. Y aunque en la cinta hay hostilidad, soy una persona humanista”, afirmó con una sonrisa. “La película te está planteando un mundo con ciertas reglas que distorsiona nuestra Naturaleza porque ‘no soy yo cuando me disgusto’. El ser humano reprime su ansiedad y el coste de esa represión es muy alto, le va dejando cada vez más tensionado. Ante la falta de respeto, ante los estimulos negativos se va creando un caldo de cultivo y al final, se explota”.

Y como nosotros no queremos que explotéis, os ofreceremos una segunda entrega de la entrevista próximamente. Antes un consejo: No os perdáis Relatos Salvajes en el cine.

REALIZACIÓN: J.BOTER/EDICIÓN: S.BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *