REBELDE ENTRE EL CENTENO: DESENCANTO LITERARIO

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

El Guardián entre el centeno ha sido una de las novelas cortas con más proyección en la literatura norteamericana y mundial. Su autor, J.D.Salinger fue un autor un tanto misterioso, del que poco se sabía. Para tratar de paliar este vacío nos llega Rebelde entre el centeno, biopic basado en el libro J.D.Salinger: Una vida oculta, de Kenneth Slawenski, se centra en un periodo de la vida de Salinger (Nicholas Hoult), concretamente el comprendido desde 1939 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Este film, ganador del premio Educacine en el BCN Film Fest, recoge la pasión de Salinger por los relatos cortos y su deseo de colaborar en el New Yorker, la “Biblia” para los escritores de la época, asimismo nos cuenta todos sus pasos para llegar a ser un autor reconocido, desde el apoyo y los consejos profesionales de su profesor en la universidad, Whit Burnett (Kevin Spacey), que se convertiría en su mentor y guía, hasta sus primeros rechazos como escritor. Asimismo, descubriremos su personalidad un tanto retraída y no muy sociable y los hechos que tuvo que sufrir en la segunda guerra mundial, los ingredientes que dieron vida al desencantado protagonista Holden Caulfield -una especie de alter-ego del desilusionado autor- y el germen inspirador de El guardián entre el centeno y de la mayoría de sus relatos. Así pues, vida personal y profesional se van dando de la mano en esta película narrada entre tiempo presente y flashbacks para ir descubriendo su extraña personalidad.

Aunque no es una película ni apasionada ni apasionante en su realización, pues le falta un cierto brío narrativo y adolece del abuso de reiteraciones y flashblacks sobre la guerra que resultan demasiado explicativos, es una correcta cinta que servirá para acercar al público a toda una generación desilusionada tras la segunda guerra mundial, representada por esta enigmática e inconformista figura literaria. Especialmente, orientará a aquellos jóvenes que desean convertirse en escritores, pues ofrece consejos y pautas bastante valiosas sobre el proceso de creación literaria. Sin duda, la relación que se establece entre mentor y alumno, es decir, entre Whit Burnett y Salinger, se revela como uno de los pilares más interesantes en los que se sustenta.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *