Menú
MENTIRAS, AMOR Y MANIPULACIÓN
octubre 8, 2014 Cine de Autor

Perdida, es la nueva y esperadísima película de David Fincher, basada en la novela de Gillian Flynn. Nick Dunne (Ben Affleck) en su rutina diaria de pasear e ir al bar del que es propietario junto con su hermana Margo (Carrie Coon) en su pueblo natal, cuando vuelve a casa se da cuenta de que su mujer Amy (Rosamund Pike) no está y hay indicios de lucha. Entonces llama a la policía y la detective Rhonda (Kim Dickens) sospecha del marido ya que ella es hija de una famosa escritora, que relata la vida de su hija desde la infancia hasta que se fue de casa. Desde ese momento hay flashbacks explicados por Amy y que están escritos en un diario, que abarcan desde el día que se conocieron en una fiesta en Nueva York. 

El film también nos explica como llevan la investigación policial y cómo lo viven los hermanos, sometidos a gran presión mediática. Así pues, el papel de los medios y el acoso y persecución al que los hermanos son sometidos, es una de las grandes bazas de la trama.

Otra es la del punto de vista de Amy y su diario, donde se se nos cuenta cómo vive su matrimonio, su rutina con él, y con ello, el declive del amor, desde sus inicios idílicos cuando estaban enamorados, hasta el juego psicólogico para intentar llevarse cada uno a su terreno.

Ben Affleck interpreta con convicción (y mucho mejor de lo que nos tiene acostumbrados como actor) a un marido aburrido, simplón, tontorrón, mientras que Rosamund Pike no se queda atrás al encarnar a su esposa, fría, calculadora, manipuladora y mentirosa tipo que intenta por todo los medios que se haga todo lo que ella quiere. Ambos protagonistas y todo el elenco de la película la convierten en una cinta tan redonda y tan bien dirigida por David Fincher, que no quieres que se termine. Asimismo, el guión, obra de la propia escritora y la banda sonora, a cargo de Trent Reznor y Atticus Ross, que subraya los momentos de tensión, amor, etc. la convierten en una de las mejores películas del año. Imprescindible.

JR PALOMAR.-

Deja un comentario
*