ONE PIECE FILM RED: ENTRETENIDA, PERO DECEPCIONANTE

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

El manga más vendido de la historia venía de celebrar hace tres años el lanzamiento de su mejor película (One Piece: Estampida) y Film Red prometía incluso más con la inclusión de Shanks, uno de los personajes más enigmáticos y queridos de la obra. Sin embargo, el nuevo film de Toei Animation no ha cumplido las expectativas y su nueva producción, aunque muy entretenida, se ha quedado en poco más que una decepción.

El inicio de Film Red es muy prometedor. Uta, la recién presentada hija de Shanks, es la cantante más famosa del mundo, una auténtica “idol” que ofrece su primer concierto abierto al público en Elegia, la isla de la música. Un espectáculo sin igual que atrae a los Piratas del Sombrero de Paja y a muchas otras bandas, e incluso facciones del Gobierno Mundial, pero que bien pronto empezará a torcerse.

Aunque la sinopsis es lo mejor de la película, que luego se complica demasiado y va perdiendo sentido a medida que pasan los minutos, lo cierto es que el primer acto luce fenomenal, desplegando todo su poder visual y una maravillosa banda sonora en cada canción que interpreta Uta.

Sin embargo, todo empieza a desdibujarse a partir de la revelación del antagonista de la película, que inicia una serie de persecuciones algo aburridas y absurdas a lo largo y ancho de la isla. Este incidente lleva a Luffy y sus compañeros a formar unas alianzas surrealistas a lo largo del metraje (especialmente en el tercer acto) y que además no aportan demasiado más allá de un “fanservice” insatisfactorio.

Un punto a favor de Film Red es precisamente el desarrollo de Uta, culminado de manera demasiado simplista en un desastroso tercer acto, pero que brilla con luz propia en los dos primeros tramos de la película. Por el contrario, Shanks aparece tan poco como siempre y no aprendemos demasiado más de él. Su pasado con Uta y la explicación de por qué se separaron es muy interesante, pero eso no aporta nada nuevo al canon principal del manga, dónde Uta podría seguir sin existir y eso no cambiaría en nada al personaje de Shanks.

Por lo que respecta al tercer acto, se trata del típico final de una película de anime, con todo el elenco de personajes haciendo frente a una gran amenaza todos juntos. Sin embargo, el villano final carece totalmente de personalidad y la pelea, aunque muy vistosa y con una sorpresa increíble, está lejos de la gran batalla que pudimos ver en Stampede.

En conclusión, One Piece Film Red es una película entretenida con un cuidado especial en el apartado visual y sonoro, pero con una historia y una acción francamente decepcionantes, al menos en relación a lo que prometía este film tan esperado y la tan publicitada aparición de Shanks. Dos horas que satisfarán a los fans menos exigentes y a aquellos que solo busquen pasar un buen rato y divertirse sin grandes pretensiones.

MARTÍ ESTEBAN.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *