OLIVIER NAKACHE Y ÉRIC TOLEDANO: “CON SAMBA BUSCAMOS SORPRENDER”

El equipo de Facesonthebox se sube a su máquina del tiempo particular para volver al Hotel María Cristina en los últimos coletazos de la edición del Festival de Cine de San Sebastián. Era septiembre del año pasado, Carlos Vermut aún no se había coronado como el rey del cine independiente patrio actual y uno de los films más esperados llegaba de la mano de A Contracorriente Films para poner el broche de oro a la Sección Oficial: Samba, el retorno de los directores del megahit francés Intocable, Olivier Nakache y Éric Toledano con Omar Sy de nuevo en el proyecto.

En esta ocasión, el actor interpreta al personaje que da título al film, un hombre que llegó a Francia desde Senegal hace 10 años y siempre ha tenido trabajos  de segunda y que está dispuesto a hacer lo que haga falta para un permiso de trabajo. En su camino, se cruzará Alice (Charlotte Gainsbourg) una directora ejecutiva que lleva unos meses muy estresada que intenta dejar atrás su vida anterior, trabajando como voluntaria en una ONG. ¿Queréis saber más? Pues mejor que se lo cuenten los artífices del proyecto. Porque en la terraza del emblemático hotel donostiarra, el equipo de este programa entrevistó al tándem rompe taquillas del cine francés. Sí, estamos hablando de Olivier Nakache y Éric Toledano.

FENÓMENO INTOCABLE

Pero antes de desgranar Samba, vamos a intentar descubrir esa fórmula que convirtió Intocable en un fenómeno social a nivel prácticamente planetario. Así que la primera pregunta era obligada. ¿Cuál es la clave del éxito de Intocable?

“Tratamos de encontrar elementos de respuesta pero la verdad es que esta es absolutamente irracional. Simplemente, en un momento dado, hay que aceptar que una película supera a sus autores y va más lejos que donde teníamos previsto que llegara. Es lo que ocurrió porqué hubo 51 millones de entradas vendidas en todo el mundo y honestamente si antes del estreno hubiera estimado 2 millones hubiéramos parecido pretenciosos. Y también seriamos pretenciosos si dijéramos “Si, Samba va ser un éxito, claro”.

Creemos que Intocable tenía una historia muy fuerte (y real) y llegó en un momento en que era favorable porque lo que contaba hablaba a la gente en un momento en que tenían ganas de oírlo. En una sociedad en que se divide a la gente había una historia positiva que la reconciliaba, que les daba un poco de esperanza, en un mundo que estaba en una crisis generalizada. En muchos países lo llamaban película anti crisis, anti depresión. Y es que la película te daba moral: Decía que era posible ser distintos pero tener puntos en común”. Y es verdad: Se había hecho con humor y éste hacia que incluso los niños, las personas mayores o incluso personas que están lejos de nuestro humor, podían entrar con nosotros”.

DESPUÉS DE LA TORMENTA

¿Y Samba? ¿Funciona en el mismo registro? Según sus responsables, no.  Su nueva cinta es otra cosa distinta: ” Samba no funciona en el mismo registro, en la misma mecánica que Intocable porqué nuestra idea era sorprender. Seguir siendo nosotros mismos con algo distinto. Hay algo que decimos a menudo: “No somos deportistas, no tenemos un récord que batir”. El récord es una casualidad.”

Así pues, los realizadores declaran que no tuvieron ningún miedo al afrontar el nuevo proyecto, a pesar de que eran conscientes de que las expectativas y la difusión serán mucho más altas que antes del boom de Intocable. “En cualquier caso, éramos conscientes de que había ocurrido algo increíble. Es por eso que volver a escribir ante una página en blanco o te bloquea y no haces nada o te motiva. Y a nosotros nos ha motivado. Sobre todo porque hemos hecho lo que queríamos hacer. Queríamos volver a trabajar con Omar, queríamos escribir nuestra primera historia de amor y queríamos hablar del contexto social y mundo laboral en Francia.”

LA IMIGRACIÓN

Así pues, si ellos querían hablar con Samba del contexto social y laboral en Francia que lo haga. ¿Qué opinan sobre la inmigración y como fue el proceso de documentación del film?

Y ambos cineastas demuestran tenerlo muy claro: “No tenemos realmente opinión sobre la migración. Porque la historia de Francia está jalonada por flujos migratorios. Francia siempre ha sido una tierra de acogida. Sólo que hay que gestionar esos flujos migratorios y ningún gobierno consigue encontrar la justa medida. Es complejo, muy difícil. Solo que nuestra sociedad es muy multicultural en Francia y hay gente que está perfectamente integrada en Francia porque son la segunda/ tercera ola de inmigración en Francia. Dentro de esa gente hay actores como Omar que permiten contar estas historias. Y para nosotros para ser lo más realistas posibles, hicimos mucha investigación. Hicimos prácticas en asociaciones que se ocupaban de los inmigrantes, en los tribunales, fuimos a los centros de retención e incluso el Ministerio del Interior nos abrió las puertas. Pero hemos tratado de no hacer un panfleto. No somos militantes. Es sólo un contexto social que queríamos describir y siendo lo más realistas posible, podemos poner la distancia del humor”.

OMAR SY

Cuando se menciona en la entrevista el nombre de su protagonista, los realizadores también viajan en el tiempo con la mente en un viaje apasionante. La historia de Omar con Olivier y Éric podría dar pie a una película.

“Con Omar tenemos una larga historia. Es la historia de dos realizadores que le dicen a un chico que no es actor que es actor…. Es al revés de la vida. En la vida hay actores que te dicen “Cógeme, soy actor”. Y Omar te dice “No me cojas, no soy actor”. Ese fue el principio de nuestra relación. Lo que nos interesó de él, decirle, convencerle y demostrarle que es actor. Que tiene un físico y que además de eso tienen un don y una generosidad que la gente puede quererlo. Entonces, esta historia empezó con un cortometraje hace unos quince años y termina con Intocable con el César al mejor actor en Francia por delante de Jean Dujardin, que ganó el óscar. Es una historia de amistad, pero también de desafío, un reto en el trabajo. Nada tenía derecho a prohibirnos a trabajar con él e ir un poco más allá. Así que, antes de dejarle que trabaje con otros realizadores, incluido Bryan Singer, queríamos dar ese paso. Esa es nuestra relación con él y ha sido un placer volver a trabajar juntos.”

Dicho hecho. Omar Sy es la cabeza de cartel de Samba. Pero también lo es Charlotte Gainsbourg. ¿Queréis saber más sobre la actriz francesa? ¿Y sobretodo más sobre esta dupla de directores franceses amantes de la nouvelle vague? Pues eso lo veréis en la segunda parte de esta entrevista a Olivier Nakache y Éric Toledano aquí, en Facesonthebox. Os esperamos de la misma forma que lo hace Samba, el 27 de febrero en las salas españolas.

JOAN BOTER ARJONA.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *