NICOLAS CAGE: EL BUENO, EL FEO, EL MALO…Y EL RARO

Ser sobrino de Francis Ford Coppola y no utilizar su apellido fue, quizás, la primera de  una serie de decisiones que convertirían a Nicolas Cage en uno de los actores -o  personajes- que más memes acarrean de los últimos años. En su haber toda una  colección de personajes y películas que conforman una más que rocambolesca carrera y que, desde Facesonthebox, hemos resumido en: El Bueno, El Feo y El Malo de Nicolas Cage.  

El Bueno. Héroe Americano 

Nicolas Cage es todo un héroe de acción. Ese paradigma del americano medio hecho  a sí mismo. Ese personaje para el que el “american dream” es solo una noche más. Lo  tiene todo y nos encanta. Empezamos el recorrido en La Roca (1996) ese peliculón de  Michael Bay, donde se partía el lomo de tú a tú con ,Sean Connery. Lo mismo pegaba tiros  que jugaba a las canicas con bolas de gas nervioso VX. Al año siguiente en 1997 se las  pasaba padre con Travolta en Cara a Cara y lucía pelazo, estilo y ética en Con Air. Joder  Nicolas, en dos años hiciste las tres películas que se más se habrán alquilado en los  videoclubs de la historia.

Mención aparte tiene 60 Segundos (2000) mi favorita de  Nicolas. No sé si molaba más la cara de crisis de los cuarenta que lucía o “Eleanor” ese  Shelby GT 500 que hizo que me enamorara de los coches americanos. Con el siglo XXI ya  en vena, Nicolas se convirtió en el guardián de los tesoros de América. La Búsqueda (2004) me parece una pasada de película de aventuras, mientras que su secuela (2007)  me parece algo más flojita.  

El Feo. Antihéroe Americano 

Siempre he pensado que los papeles con los que se ganan los Oscars a Mejor Actor, sea protagonista o de reparto, son aquellos que sufren. Personajes profundos, antihéroes en los que la sociedad no puede evitar verse reflejada. Nicolas Cage tiene una estatuilla dorada por Leaving Las Vegas (1995), cinta en la que no deja barra de bar  de la ciudad del pecado sin beberse. Su primera nominación, su primera estatuilla, ¿su  mejor película? Otro de los antihéroes de Cage lo vemos en Family Man (2000), cura de  humildad al más puro estilo Dickens para un ser codicioso. En este apartado, en 2005,  Cage protagonizó El Señor de la Guerra, una de sus últimas buenas cintas, donde le dice  a Estados Unidos lo que hace con las armas y en donde destaca también un buen Jared  Leto. Como te gusta la polémica Nico. 

El Malo. Para qué C*** te metes! 

Aquí viene lo bueno. La traca final. La serie B. Los placeres culpables. La tienda de los  horrores. Amigas, amigos, si alguien tiene una colección tan vasta de películas malas  como Nicolas Cage decídmelo, porque yo no lo conozco. Aquí tenemos de todo: Capitán  fascista italiano en La Mandolina del Capitán Corelli (2001), sargento americano  encargado de salvaguardar los códigos navajos militares en Windtalkers (2002),  superhéroe Marvel en Ghost Rider (2007) – con su correspondiente secuela en 2012 – ,  maestro de magia en El Aprendiz de Brujo (2010) y cazador de brujas medieval en En  Tiempo de Brujas (2011) en la cual hasta Ron Perlman tiene cara de pensar en el  momento en que aceptó dicho contrato. 

Bonus Track: El Raro de Nicolas Cage

Hemos analizado ya la variopinta carrera del de el bueno, el feo y el malo de Nicolas, pero faltaría un apartado más: El Raro. En este pequeño cajón de sastre vamos a  reivindicar algunas de sus producciones menos “famosas”, así como sus trabajos más  extraños y extravagantes de su filmografía.

Si creíais que no podía dar más de sí, el  sobrino de Coppola, preparáos. Empezamos reivindicando Birdy (1984) una película de  Alan Parker en la que Nicolas interpreta a un veterano de Vietnam que tiene la necesidad de cuidar de su compañero -interpretado por Matthew Modine- que ha vuelto de la guerra creyéndose un pájaro. Una de las primeras películas de Cage y una  de las mejores, para mi. Como olvidarnos también de bigotazo Cage en Arizona Baby (1987) de los hermanos Coen o Hechizo de Luna, también del mismo año, donde  compartía cartel con la cantante Cher.  

También quiero romper una lanza por Kick-Ass (2010) la incursión buena de Cage en  el mundo de superhéroes, así como la locura sangrienta, colorida y psicodélica que es Mandy (2018). Lo último que sabemos de él es la serie La Historia de las Palabrotas,  estrenada en Netflix en este año 2021, una producción que solo él podría hacer y que lo  vuelve a poner en el candelero mediático. ¿Estamos ante el resurgir del gran Nicolas  Cage para el público? 

PD: Entre medias de todo esto que he contado, le dio tiempo a casarse -y divorciarse con la hija de Elvis Presley. Te admiro mucho Nicolas.  

RUBÉN TOLEDO MORENO (@capitanclio).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *