Menú
NI VOZ NI VOTO
diciembre 18, 2015 Cine de Autor
 
Sufragistas, de Sarah Gavron es una película dramática que se sustenta en el trabajo de su trío protagonista. La trama es la siguiente: Pocos años antes de la primera guerra mundial, Maud Watts (Carey Mulligan) trabaja como lavandera en una fábrica en la que lleva trabajando desde los 12 años, y en una encargo fuera de ésta, se encuentra con una compañera de trabajo Violet Miller (Anne Marie Duff) que va a una manifestación de las sufragistas, mujeres que reivindican  el derecho a votar e igualdad de condiciones que los hombres en todos los aspectos.
 
Violet lleva tiempo aguantando los inconvenientes de ser mujer y con un hijo enfermizo a su cargo, (como casi todos en aquella época), empieza a reunirse con otras mujeres, entre ellas Edith Ellyn (Helena Bonhan Carter), una farmacéutica que no puede ejercer por no tener título y se casa con un farmacéutico que hereda el negocio de su padre, pero no le gusta, Hugh Ellyn (Finbar Lynch) y es en esa farmacia donde se reúnen las sufragistas para preparar las siguientes acciones para que la sociedad se conciencié con la causa.
El gobierno inglés quiere detener a la líder sufragista Emmeline Pankhurst (Meryl Streep) y es el inspector Arthur Steed (Brendan Gleeson) quien se dedica a investigar quiénes son los fieles seguidores de la líder quien, con cada acción llevada a cabo se radicaliza más…
Esta película tiene el valor de hacer pensar en la importancia que tiene lo que una mujer hace, explica cómo ellas vivían sin derechos, maltratadas por la Ley y sin poder votar, ni poder decidir por ellas mismas, derecho que aún en muchos países es coartado.
Lo mejor de este film de reflexión, denuncua y compromiso político, como he señalado al principio, es la actuación de Carey Mulligan y Helena Bonham Carter, que son las protagonistas de la película, pues Meryl Streep aparece en un rol pequeño. Una cinta reivindicativa filmada de forma sencilla, pero elegante, con una fotografía sutil.
 
JR PALOMAR.-

Deja un comentario
*