MARK MILLAR Y MATTHEW VAUGHN, DOS CABALLEROS DETRÁS DE KINGSMAN, SERVICIO SECRETO

Todos los grandes estudios cuentan con grandes nombres coordinando, supervisando o dirigiendo sus franquicias de superhéroes. Josh Whedon es el nombre de referencia en Marvel Studios, con permiso del productor Kevin Feige, en Warner cuentan con Christopher Nolan, consultor en El Hombre de Acero y en otros proyectos relacionados con DC cómics, mientras que Fox tiene a Mark Millar, uno de los creadores más influentes en el mundo del cómic y del cine de los últimas décadas.

Entre muchos otros proyectos, él fue el escritor de la Civil War de Marvel, la serie de cómics más vendida de su década y que se adaptará al cine en Capitán América 3, también ha sido uno de los pilares de universo alternativo Ultimate, con una versión diferente de los personajes más icónicos de la Casa de las Ideas: Los Vengadores se inspira en su versión del supergrupo (The Ultimates) y Los Cuatro Fantásticos parten de sus Ultimate Fantastic Four, coescritos con otro nombre propio del cómic: Brian Michael Bendis.

Para DC escribió otro título antológico: Superman. Hijo Rojo, sobre qué habría pasado si Superman hubiese por primera vez en la URSS y hubiese luchado por sus valores en lugar de los de los Estados Unidos. Aún no se ha adaptado al cine, pero se debería.

Tras su paso por Marvel fundó su sello Millar World, en el que ha creado varias obras que han llegado a la gran pantalla: Wanted – Se Busca, Kick-Ass – Listo para machacar, Kick Ass 2 – Con un par y Kingsman.Servicio Seceto. Y ya se está trabajando en Wanted 2, Nemesis, Superior y Starlight.

 

MILLAR Y VAUGHN, JUNTOS DE NUEVO

Lo redescubrimos con Kick-Ass y, con X-Men. Primera Generación, Matthew Vaughn hizo que nos reconciliáramos con la saga mutante y le echáramos en falta en la secuela, X-Men. Días del Futuro Pasado. El director decidió priorizar Kingsman. Servicio Secreto, cosa que se entiende teniendo en cuenta que lleva envuelto en el producto desde la creación del cómic, del que co-escribió la trama con Millar y en el cual aparece como co-creador.

La idea la concibieron mientras trabajaban en otra adaptación de la obra de Millar, la sorprendente Kick-Ass – Listo para machacar, que Vaughn dirigió y coescribió: “Estábamos de acuerdo en que queríamos explorar los orígenes de un espía de élite, pero centrándonos en un candidato poco común”, cuenta Millar. Leyendo sobre Terence Young, el director de la primera película de James Bond, Millar descubrió el trabajo previo que Young hizo con Connery: “Young se dio cuenta de que tenía que convertir a Connery, un hombre tosco de Edimburgo, en un caballero, así que antes de empezar el rodaje de la película, lo llevó a su sastre, a sus restaurantes favoritos y, básicamente, le enseñó a comer, hablar y vestir como un espía caballero”.

“La película es una mezcla de todo lo que aprendí cuando hice Lock, Stock…, Snatch. Cerdos y diamantes y Layer Cake (Crimen organizado), que eran películas de gángsters, así como mis películas de cómic Kick-Ass: Listo para Machacar y X-Men: Primera Generación, -afirma Vaughn-. Porque aunque en esta ocasión sus héroes no lleven capas y mallas, nadie puede negar que sus habilidades parecen salidas de las viñetas; no tiene superpoderes pero casi, como Bond o Bourne, o como Ojo de Halcón o la VIuda Negra.”

Parte del éxito del projecto se debe a que Vaughn, como ya vimos en Kick-Ass, tiene mucha habilidad para captar y traducir la esencia y el pulso narrativo de los cómics de Millar, con la acción, el humor negro y la violencia que los caracterizan. Para ello cuenta con su coguionista habitual, Jane Goldman (que está trabajando en adaptar otro cómic imprescindible: Fábulas).

Por cierto, como ya ha hecho en otros proyectos, Millar ha acreditado al dibujante Dave Gibbons (ilustrador del cómic de culto Watchmen ) como productor ejecutivo de Kingsman. Servicio Secreto, dándole así el reconocimiento artístico (y económico) que merece.

 

 MILLAR, VIGALONDO Y LOS SUPER-CACOS

 Visto el éxito de la combinación de los talentos de Millar y Vaughn, esperamos tener noticias pronto de otro trabajo del creador con otro director: Super Crooks. El Atraco (Panini cómics), con Nacho Vigalondo. Como en el caso anterior, el director español coescribió con Millar el argumento del cómic.

En Supercrooks un grupo de supervillanos, hartos de cruzarse con héroes cada vez que intentan llevar a cabo algún crimen, deciden trasladarse a otro país donde les dejen trabajar en paz. Y el destino que escogen es España, porque ¿has oído hablar nunca del Capitán España?. Así, los fracasados villanos acaban planeando un atraco en Tenerife -puede que ya con el rodaje en mente, dados los incentivos fiscales de las Canarias.

Durante la promoción de Open Windows, Nacho Vigalondo contó a Sensacine: “Fui fan terminal de Mark Millar durante toda la década de los dosmiles. Así que me sentí muy afortunado de poder adaptar el guión de su cómic Supercrooks. Ahora, ¿la voy a dirigir? Quién sabe. Puede que salga, puede que no. Es una película de estudio así que depende de muchos factores”.

 

LA ADVERTENCIA DE MARK HAMILL

Es un año de mucho trabajo para Mark Hamill, también le veremos en Star Wars VII. El Despertar de la Fuerza, donde recupera el papel de The Trickster que ya hizo en televisión en la nueva serie The Flash, y es profesor secuestrado en Kingsman. Servicio Secreto. Su papel en la película de Vaughn es un autohomenaje al cómic, donde es el actor el secuestrado en las primeras páginas.

Un cine de los Estados Unidos ha pedido a Hamill que convenza al público de que debe estarse callado durante la proyección de Kingsman.

 

 DAVID CANTO.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *