Menú
MADRE!: EL HORROR SURREALISTA DE DARREN ARONOFSKY
septiembre 26, 2017 Articulos

Madre! es un thriller psicológico de horror que no deja indiferente, ya sea para bien o para mal. Su estética pausada al principio y frenética al final, unido a imágenes extremadamente impactantes transmiten desasosiego y angustia en el espectador minuto a minuto. Quizá Darren Aronofsky abusa del recurso del sonido extraño que impulsa a la protagonista a buscar su origen y esto hace que el mismo pierda fuerza, pero el resto de situaciones nos mantiene clavados a la butaca con emociones encontradas.

Jennifer Lawrence encarna a la mujer de un escritor con el síndrome del papel en blanco, Javier Bardem, que encontrará su inspiración tras unas extrañas visitas que desestabilizarán su tranquila estancia en una apartada casa de campo. Ambos actores bordan sus papeles. Y lo mismo puede decirse del resto del elenco, con nombres tan conocidos como Ed Harris y Michelle Pfeiffer.

En el guión se entrelazan múltiples elementos sacados de leyendas y mitos, tales como como la del poeta que tiene atrapada a su musa (con cadenas psicológicas) o la idea cosmogónica de los ciclos sin fin de destrucción y creación, que se combinan con un análisis del fanatismo y las miserias humanas, el consumismo, el sentimiento de pérdida, la frustración, la sumisión, la vida y la muerte…Y,cómo no, la maternidad como principio de todo.

El público siente indignación, pena y auténtico horror ante las evoluciones de la relación desequilibrada que se desarrolla entre el poeta que se alimenta de la adoración de los demás y su musa que se lo da todo sin condiciones porque depende emocionalmente de él, igual que él depende de ella para que las ideas fluyan, más concretamente de su sufrimiento.

Me gustaría resaltar el fuerte vínculo de la protagonista con la casa y cómo se enlaza de una manera magistral la progresiva decadencia de ambas hasta el inevitable desenlace.

Cada espectador saldrá con una idea diferente en su cabeza porque la película admite múltiples interpretaciones. Aunque para entenderla en toda su complejidad habría que meterse en el cerebro Darren Aronofsky, director y guionista de la película. Lo único cierto es que no da tregua y que no es un manjar apto para todos los públicos.

DÁCIL MUÑOZ.-

Deja un comentario
*