LUÍS Y LOS ALIENÍGENAS: ACCIÓN Y DIVERSIÓN

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Luís y los alienígenas es una película de animación alemana que cumple con todos los tópicos de la famosa fórmula del éxito de la industria norteamericana orientada al público infantil y juvenil. Tenemos personajes graciosos, un protagonista que te gustaría adoptar y llevarte a casa con sus problemillas emocionales -que no impiden que tenga una personalidad cariñosa y amable-, el padre que no entiende a su hijo y es un adicto a su trabajo, el enemigo matón que al final resulta que no es tan malo, el amor secreto, personajes secundarios de personalidades exageradas… Y un malo malísimo, por supuesto. En esta caso, una malvada realmente inquietante.

Metemos todo en la coctelera con algunas escenas graciosas y otras de acción y ¡voilá! Tenemos otro producto más que hará las delicias de lo más pequeños este verano. Porque a los niños les gusta el resultado y mucho. Han acertado de pleno con los tres carismáticos protagonistas alienígenas, sobre todo con el más gamberro, que harán que se partan a carcajadas, mientras los adultos nos limitaremos a alzar una ceja, como mucho, ante chistes tan simples basados, básicamente en eructos y tortazos.

Los extraterrestres aterrizarán accidentalmente en el jardín de Luís, cuyo padre es un declarado y belicoso cazador de aliens. Las tres bolas de “blandiblu” parlantes enseguida conectarán con el peque que les ayudará a conseguir lo que han venido a buscar, el objeto más absurdo que se les pudo ocurrir a los guionistas, a cambio de que le ayuden a él de librarse de ir a un internado para niños problemáticos.

En general, el film tiene todos los ingredientes para gustar a los peques extremadamente y entretener a los adultos lo justo. Una apuesta segura para llevar a los niños al cine a partir de este viernes 29 de junio.

DÁCIL MUÑOZ.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *