LOS TRES MOSQUETEROS: MILADY.TODO POR AMOR Y POR HONOR

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Los tres mosqueteros: Milady es la segunda entrega de la nueva trilogía dedicada a una de las obras más valoradas, queridas y adaptadas de Alejandro Dumas a la gran pantalla. En esta ocasión, el fascinante y complejo personaje femenino Milady de Winter adquiere más presencia. A través de los gestos, la mirada, las acciones y las luchas encarnadas por Eva Green conoceremos las verdaderas motivaciones de Milady, a quién sirve y cuáles son sus aspiraciones en diversos ámbitos. Para no desvelar nada, especialmente a aquellos nuevos espectadores que llegan vírgenes a la inmortal historia de Dumas, solo diremos que es una pieza clave en la vida pasada de alguno de nuestros ilustres y queridos mosqueteros al servicio del rey de Francia.

La trama sigue la de la primera entrega. Una traición se cierne sobre Louis XIII, el rey francés, dentro de la misma corte, mientras se desencadena la guerra entre católicos y protestantes. Los escenarios naturales de La Rochelle se erigen imponentes y como nunca se vieron antes en una pantalla de cine. Conspiraciones y traiciones, pero también la lucha por amores perdidos y lejanos, anhelos y honor como moneda de cambio de una historia que viene siendo universal a lo largo de muchísimos años.

Vuelven Vincent Cassel como Athos -su personaje cobra más fuerza y es maravilloso comprobar su gallardía a la par que vulnerabilidad, algunas de las escenas más emotivas las protagoniza él-; François Civil como un D´Artganan más valiente, pero aún con miedos; Romain Duris como un decidido y noble Aramis; y Pio Marmaï como un simpático y resolutivo Porthos. Ellos son los verdaderos protagonistas de la historia, aunque la presencia entre angelical y diabólica de Milady (Eva Green) lo impregne todo e incluso deje con ganas de más, de una tercera parte que pondrá el broche de oro a una trilogía sobre la lealtad, el valor, el honor, el poder de la amistad y del amor.

Presencias casi testimoniales de Louis Garrel y Vicky Kriepps -dos actores competentes, aunque algo desaprovechados en esta adaptación- y un buen nutrido grupo de personajes secundarios que se mueven con más o menos sigilo y discreción, como piezas de un tablero de ajedrez, y que se limitan a cumplir con su deber de apoyar y/o traicionar a sus correligionarios.

Martin Bourboulon consigue de nuevo, acercarnos a la inmortal trama de Alejandro Dumas con una historia de aventuras de capa y espada, traiciones, conspiraciones y amores truncados, que resultará fascinante no solo para aquellos que conocen la obra y anteriores adaptaciones cinematográficas, sino para aquellas nuevas generaciones de espectadores, ávidas de las historias de siempre contadas con miradas actuales, sin traicionar a las letras originales. En definitiva, una segunda parte elegante, filmada con clasicismo y brío, que nos deja con la miel en los labios esperando la estocada final.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *