¿MANIPULACIÓN?

(No Ratings Yet)
Loading...

 

¿Qué es El Quinto Poder? Es el relato de los principales acontecimientos y filtraciones que marcaron WikiLeaks, desde 2007 hasta 2010, -con las denuncias de corrupción al caso del banco Julius Bär, de las corruptelas políticas en Kenia y económicas en PetroPerú, etc- hasta llegar a los 91.000 documentos filtrados por un joven militar de EEUU, en el que se denunciaban las atrocidades cometidas por soldados americanos tanto en las guerras en Afganistán como en Irak y que puso en jaque tanto al gobierno estadounidense como a algunos importantes periódicos, como The Guardian, The New York Times o Dir Spiegel, quienes vieron su oportunidad de tomar partido.

La película de Bill Condon no se limita a hacer una denuncia y una exposición de los hechos acontecidos, sino que toma todo este material para urdir una trama apasionante, a caballo entre el thriller político-periodístico y el cine de denuncia, para así implicar al espectador para que reflexione acerca de grandes temas. El valor de la información a cualquier precio, los límites entre la verdad y la mentira, la libertad de expresión, de la libre información, la manipulación de los medios, la necesidad de denunciar la corrupción en las altas esferas políticas y económicas internacionales. etc. son algunas de las cuestiones que le plantean al público. Éste, inevitablemente, se siente ante un reto tan moral y ético como intelectual, al tener que procesar y analizar, como si se tratase del propio Julian Assange o de su colega Daniel Berg, toda la información con la que el director le bombardea.  

También es un relato que habla sobre el compromiso y la confianza, -y ahí radica la originalidad y la fuerza de la propuesta-, y lo hace a partir de dos retratos contrapuestos. El de Julian Assange, quien es presentado como un profeta demente, un ególatra iluminado, que no quiere editar, sino ofrecer toda la información a la opinión pública, tal y como aparece en las filtraciones. El británico Benedict Cumberbatch (Sherlock, Star Trek: En la oscuridad) se pone en la piel de este mercenario de la información, de orígenes australianos un tanto oscuros y esotéricos, que vive por y para una idea: derrocar la corrupción a escala global.

Por contra, Daniel Berg (autor de uno de los dos libros en los que se basa la cinta), el hombre de confianza y mano derecha del ejército personal de WikilLeaks, es un competente informático alemán tan fascinado por la figura y obra de Assange, como realista y contrapuesto a la metodología que aquél acaba empleando. Este rol lo asume Daniel Brühl en el segundo reto anual de interpretar a un personaje real vivo, tras la magnífica performance de Niki Lauda en Rush, de Ron Howard. 

El quinto poder me recuerda a algunos thrillers de los años 70, como Los tres días del Cóndor, de Sidney Pollack; Todos los hombres del presidente, de Alan J.Pakula; e incluso tiene algún tinte de La red social, de David Fincher y de Red de mentiras, de Ridley Scott, aunque, con todas estas posibles influencias, Bill Condon ha sabido erigir un thriller único, vibrante e inteligente. Y, si bien es cierto que el film no es redondo ni perfecto y que va de menos a más, el espectador se siente desafiado intelectualmente a ordenar datos e ideas y participar activamente en la trama, proponiéndole un juego endiabladamente estimulante. Una película imprescindible para todos aquellos informadores, periodistas, curiosos, espías o hackers que no sepan qué hacer con el material informativo que les quema entre las manos.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *