LOLA PATER: LA PATERNIDAD TRANSGÉNERO

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

Lola Pater, de Nadir Moknéche, sigue el periplo de Zino, un joven afinador de pianos quien, tras morir su madre en París siente la necesidad de ir a buscar a su padre, que les abandonó cuando él era un niño de 2 años. Pero no se encontrará a Farid, el padre que esperaba sino que lo hallará como Lola, una alegre profesora de danza de un pequeño pueblo francés.

El shock de ver que su padre es transgénero y actualmente es una mujer será algo que le va a costar de aceptar y asimilar, echando fuera los prejuicios propios y los que puedan tener aquellos que les rodean. La película cuenta, a fuego lento, como se va desarrollando la nueva relación entre Zino y Lola. Así pues, es una historia sobre las relaciones paterno-filiales cuando ha habido mucha distancia entre los personajes, -ya que no han sabido el uno del otro en 25 años-, y sobre la necesidad del hijo aceptar la diferencia en su padre y el hecho de que “él” sigue siendo su progenitor aunque ahora sea “ella”.

Las interpretaciones de Fanny Ardant en especial -que está espléndida a sus 69 años y demuestra una gran versatilidad en un papel que rebosa carisma y la única pega del cuál es que quizás tenía que haberlo interpretado una actriz transexual, como fue el caso de Daniela Vargas en Una mujer fantástica– y de Tewfik Jallab, como su hijo, son de gran naturalidad e intensidad y aportan a sus personajes la verdad que una relación de estas características necesita. Ellos, junto a la especial sensibilidad que demuestra el director a la hora de abordar un tema tan delicado como necesario son, sin duda, lo más destacable de un film en el que se aborda cuestiones tan interesante como es la paternidad cuando se es transgénero y el abismo y los tabús que pueden existir -y que se deben romper- entre padres e hijos en estos casos.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *