Menú
LOGAN: EL CREPÚSCULO DE LOBEZNO
marzo 2, 2017 Articulos

logan

Hace una semana que vi Logan y aún no me he podido quitar sus potentes imágenes, sus perfilados personajes y su historia crepuscular de la cabeza. Los que me conocéis ya debéis saber cuánto me gusta el universo de X Men, de la Patrulla-X, por lo que esperaba esta película con muchas ganas, pero, porqué no decirlo, con muchas reservas y un poco de miedo. Temía que la despedida de Lobezno no fuese lo memorable que requiere el personaje y ha superado mis expectativas previas con creces. Pocas veces sales del cine tan satisfecho y con tan poquitas ganas de que acabe una película. Os he de confesar que no quería que terminase.

La trama ya me atrapó desde su inicio, cuando vemos a un Logan (entregado Hugh Jackman), cansado, enfermo, envejecido y muy resentido con la vida, que está protegiendo del mundo a Charles Xavier, Profesor X (entrañable Patrick Stewart), viviendo con Caliban, el rastreador de mutantes (gran Stephen Merchant) en Nuevo México. Los tres son personajes cercanos al espectador y, aunque son mutantes, desprenden una gran humanidad y empatía, a pesar de sus virtudes y de sus imperfecciones.

Luego conoceremos a la enfermera Gabriella (Elisabeth Rodríguez) y a Laura (Dafne Keen), una niña silenciosa que guarda un secreto, y nos sentiremos involucrados en su terrible historia y querremos acompañarla en su huida/aventura hacia Edén. Odiaremos a los villanos (acertados Boyd Holbrook y Richard E-Grant) y nos pondremos del lado de los héroes, acompañándoles en su aventura, en una road-movie fronteriza, que tiene mucho de western crepuscular, drama desgarrado y familiar y thriller de sci-fi ultraviolenta. Porque sí, Logan es muy violenta -más de lo que nos tiene acostumbrados la franquicia X-Men-, pero su violencia no es gratuita, sino que está plenamente justificada por la trama e integrada en la acción. Asimismo, el film nos habla de la búsqueda del hogar perdido y de las raíces -al respecto, destacar algunas de las secuencias más potentes e inesperadas de la película, que ocurren primero en un Casino y luego en una granja de Oklahoma-.

James Mangold, que repite en la trilogía de Lobezno tras la distraída -aunque no memorable- Lobezno Inmortal, ha conseguido en este Logan otorgarle unos tintes dramáticos no logrados en anteriores entregas. Para los que duden y piensen que la espectacularidad y la acción está reñida con la profundidad dramática, Logan pone a todos en su sitio y ofrece una despedida muy memorable al personaje. Lo echaremos de menos y esperamos con ansias un spin-off de X23/Laura muy pronto, un personaje femenino fuerte y decidido.

Para terminar, os lanzo una pregunta: ¿Cuál es vuestra película preferida de la franquicia de x-Men?

SONIA BARROSO.-

"2" Comments
  1. Uau!!! Quiero verla!!!
    No sé cual es mi preferida. Tendría que meditarlo…

  2. Ya me contarás qué tal. Sobre todo, sesión adulta, es muy violenta para los críos 🙂 Y ya me dirás tu prefe de X-Men. Besitos!

Deja un comentario
*