Menú
LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR: ODA A LA AMISTAD MASCULINA
febrero 20, 2020 Articulos

Hay dos temas del cine francés que me inquietan previamente a la hora de ver una nueva película. Una es cuando la catalogan de comedia -porque evidentemente acaba siendo más drama que comedia-, y la otra es cuando la película en cuestión supera más del millón de espectadores, y así lo reza en su promoción. Ambas condiciones las reúne Lo mejor está por llegar, la segunda película de Alexandre de La Patellière y de Matthieu Delaporte tras El nombre. Antes de nada, conviene advertir que no veáis el tráiler, ya que es de aquellos que desvelan aspectos importantes de la trama.

A grandes rasgos diremos que nos cuenta la historia de amistad entre Arthur (Fabrice Luchini), un investigador de mediana edad divorciado, con una hija y que lleva una existencia metódica y rutinaria, y César (Patrick Bruel), un hombre que exprime al máximo todas las facetas de la vida. Ambos son la noche y el día. La enfermedad de uno de ellos dará pie a todo tipo de enredos y las más variopintas situaciones, oscilando la película entre la comedia -con gags bastante acertados basados en el contraste entre estas dos personalidades masculinas- y el drama en el que se combina el peso de una mentira y el «compañerismo hasta que la muerte nos separe, muy a pesar de las dificultades del camino».

La buena sintonía entre estos dos «gatos viejos» del cine francés, uno caracterizado por papeles de hombre de clase burguesa, algo gris y aburrido, como Luchini, y el otro, uno de los hombres maduros más seductores del cine galo actual es, sin duda, pieza clave para qué una propuesta de estas características pueda llegar a buen puerto. Y es que, a menudo, «el diablo sabe más por viejo que por diablo». En esta película están garantizadas las sonrisas y las lágrimas en un final en el que el espectador se va a emocionar y acabará diciendo: «¡qué cabrón!», y perdonad la expresión. No es de extrañar que es una película que da lecciones sobre la amistad, la vida -y cómo saberla aprovechar- y el amor, va destinada a un público amplio, y se presenta a los espectadores sin pudor de ningún tipo.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario
*