LAS VUELTAS DE LA VIDA

(No Ratings Yet)
Loading...

 

Hace dos años, la última cinta de Thomas Vinterberg, La Caza, amén de ser una de las nominadas a mejor película de habla extranjera en los Oscars estaba en mi lista del top 10 del año de cintas estrenadas en España en esta web. Un film entre el thriller y el drama social poderoso donde un rumor se convertía en una arma arrojadiza para una sociedad llena de odio e hipócrita.

Y aquí me encuentro en su siguiente film del hombre que firmó el Dogma junto a Lars Von Trier hace años para verlo hecho añicos antes después. En ella se ve la habilidad para la fotografía bucólica para el drama de época romántico del siglo XIX y el gran empaque que le da a un notable primer acto.

Y a partir de aquí,creo que todo se cae. Bajo mi prisma, este un film plano de actores discretos por culpa, sobre todo, de una mala adaptación del texto literario y por cierta desidia de un Vinterberg que, visto el resultado final, parecía mas preocupado en el aspecto técnico que en dirigir al cast.

El problema es que el cuadrángulo en el que se ve envuelta Carey Mulligan se le ven demasiado las costuras. La trama del soldado está introducida en calzador y, a pesar de estar en cine de época, existen situaciones rídiculas y que se precipitan de forma arbitraria. Por poner un ejemplo, los comportamientos del personaje protagonista están mal contados. El guión no sabe trasladar la estructura capitular del libro de Thomas Hardy en un film y los restos de su materia base quedan demasiado evidenciados en el metraje. Literatura y cine son lenguajes distintos.

Es por eso que, a medida que avanza el metraje, incluso la propia Carey Mulligan -cuyo talento ya ha sido demostrado anteriormente en varios films, como An Education, Drive, Shame y El Gran Gatsby- se desvanece, como también esa habilidad que tiene para aguantar primeros planos. No hay asideros en los que agarrarse y la excusa que articula el film de que “sus sentimientos” no pueden ser  extrapolables a otros lenguajes no me convence. Tan solo Michael Sheen parece hallar algun momento de emoción genuina en su rol y, si no fuera por un aceptable último acto, nos encontraríamos ante un film fallido. No lo es ya que amén de su factura, tiene algunos momentos de gran fuerza, sobre todo al inicio, pero viniendo después de la Caza no sólo es un film muy diferente…también creo que muy inferior en cuanto a calidad.  Este Lejos del Mundanal Ruido se encuentra en las antípodas de ese Sentido y Sensibilidad que Ang Lee firmó con maestría. Aunque eso sí, igual que en la versión de Julie Christie, el tema principal es igual de pegadizo.

JOAN BOTER ARJONA.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *