LAS CONFESIONES: SECRETOS, SILENCIO Y MENTIRAS

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

¿Os imagináis cómo sería una película de Paolo Sorrentino mezclada con una novela de Agatha Christie? Seguramente algo muy parecido a Las Confesiones, un thriller con toques de drama, de Roberto Andò, cuya mayor baza es el estupendo reparto de actores del star-system europeo e internacional. Los italianos Toni Servillo (maravilloso en Gomorra y en La gran belleza) y Pierfrancesco Favino (Romanzo Criminale; Ángeles y Demonios); la danesa Connie Nielsen (Gladiator); los franceses, Daniel Auteuil (El juego de los idiotas; La viuda de Saint Pièrre) y Lambert Wilson (Los inmortales); la canadiense Marie-Josée Crozée (Las invasiones bárbaras); el alemán Moritz Bleibtreu (Múnich; Corre Lola corre) ; el ruso Alexksey Guskov (El concierto) son algunos de los reclamos de este curioso film.

La trama es la siguiente. En un pueblo de la costa germana, el director del FMI decide reunir a los Ministros de Economía del G8, así como a importantes figuras de la vida económica, social y cultural, entre ellas, un monje cartujo; una escritora de best-sellers para niños y un famoso cantante, ambos comprometidos en causas humanitarias para tratar de debatir y adoptar medidas algo “impopulares” para hacer frente a la crisis global. Pero su repentina e inesperada muerte y el hecho de que se confesara poco antes de morir con el monje italiano, ponen a éste en el punto de mira. Entonces, todos los personajes comenzarán a “poner sus cartas” y a “mover ficha”, y saldrán a la luz oscuros secretos de índole político-económica, así como cuestiones morales relativas al poder, la ambición, el tiempo, el dinero, etc. Y dónde el silencio y los secretos serán moneda de cambio para tratar esta inesperada muerte.

Así pues, la relevancia de este film son las cuestiones éticas, morales, políticas y económicas que se plantean, cabe decir, no obstante, que hay momentos en los que el formato thriller resulta un tanto alargado. Aunque, gracias a la importancia de su temática y al buen hacer de su elenco actoral, en el que destacan muy especialmente, Toni Servillo (no es casual que el protagonista de La Gran Belleza haya sido elegido para este rol y este film) y Connie Nielsen, la cinta se sigue con interés, entretiene y hace reflexionar sobre la gran mentira de las altas esferas del poder, el gran poder del secreto de confesión y la búsqueda de la felicidad en las pequeñas cosas.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *