Menú
LA TORTUGA ROJA: EL LIRISMO HECHO CINE
enero 16, 2017 Articulos

tortugaroja

Siempre que se estrena una película del Studio Ghibli para Facesonthebox se convierte en todo un acontecimiento cinematográfico. Teníamos muchas ganas de La Tortuga Roja, de Michäel Dudok de Wit, el director de animación europeo del cortometraje Padre e Hija, que fascinó a Hayao Miyazaki. De Wit es capaz de ponerse al frente de un proyecto artístico, que es una coproducción entre Francia y el estudio de animación japonés más imaginativo de todos los tiempos. La película, ganadora de la sección Un Certain Regard en la pasada edición del Festival de Cannes, es una hermosa fábula sobre las diferentes etapas de la vida y el paso del tiempo, usando elementos muy sencillos, y sólo sirviéndose de la imagen, de la música y de sonidos, pues no hay diálogos. Y tampoco los necesita.

El cine es un arte puro en esta película alcanza cotas de gran expresividad en una historia que narra los avatares de un hombre que llega náufrago a una isla tropical, en su día a día se encontrará casualmente con una tortuga roja, un ser que le cambiará la vida, literalmente.

La relación del hombre con las fuerzas de la Naturaleza, sean como una bendición o como elementos destructores, uno de los temas recurrentes de los films de Ghibli vuelve a estar presente en esta cinta, llena de lirismo. No nos extraña que Isao Takahata (La tumba de las luciérnagas, El cuento de la princesa Kaguya) sea uno de sus productores, pues el ecologismo más lírico es uno de los elementos fundamentales de este film.

Uno de los aspectos que más sorprenden al espectador no es la belleza minimalista de sus imágenes, ni sus metáforas sobre la existencia humana, ni el poético devenir vital que narra, sino la calma, la tranquilidad y el relax que le proporcionan, como una vía de escape de su rutina para sumergirse en un oasis de poesía y de sosiego. También es cierto que hay que ser paciente para dejarse empapar por esta lección de cine, del modo más puro. Así pues, todo aquel que busque una animación tan reflexiva como poética va a hallar un título destinado a convertirse en una de las joyas imprescidibles para los fans de la animación y del Cine, en mayúsculas.

SONIA BARROSO.-

"2" Comments
  1. Me ha encantado la crítica, Sonia. Deseando verla. ¡Un abrazo!

Deja un comentario
*