LA LEYENDA DE TARZÁN: ACTUALIZACIÓN DE UN MITO

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...
La leyenda de Tarzán

La leyenda de Tarzán

Tarzán, el niño criado por los monos, es recurrente en el imaginario colectivo y en el cine. Se han hecho múltiples versiones, tanto en personaje real como animadas. Este viernes se estrena la enésima versión, La leyenda de Tarzán, de David Yates.A continuación, vamos a destacar los aspectos que más nos han gustado de esta nueva película y los que menos. ¿Nos acompañáis?

¿Por qué nos puede gustar?

-Por la intención del director de hacer una cinta más oscura y más adulta y que comienza, además, por una parte no tan conocida de la historia. Tarzán vive en Londres como John Clayton III, Lord Greystoke, un aristócrata, y parece que no se acuerde de su primitiva vida en África. Hasta que un emisario del Rey Belga, Leopoldo II, le propone que lidere una expedición diplomática y vuelva a la tierra que lo vio nacer y crecer. Acompañado por George Washington Williams (Samuel L.Jackson), un diplomático estadounidense cuya única razón de ir allí es para ver si el pueblo está esclavizado y por su amada Jane (Margot Robbie), John Clayton tendrá que enfrentarse a Leon Rom, malvado y ambicioso emisario real (Christoph Waltz) que pretende venderlo al jefe de una tribu (Djimon Hounsou) con el que Tarzán tiene un asunto doloroso y pendiente del pasado.

-Por los flashbacks de la historia, necesarios para comprender los orígenes del personaje, y por cómo están integrados en la trama.

-Por la aparición de los simios, en especial, los momentos de pelea y/o tensión violenta con Akut, que quizás serán las escenas más recordadas del film.

-Por los toques de humor que imprime el personaje de Samuel L.Jackson, que ayudan a refrescar el conjunto.

¿Por qué NO nos puede gustar?

-Por el poco carisma de su protagonista: Alexander Skasgard da el físico perfecto, musculado y atlético para interpretar a Tarzán, tiene un porte lánguido y una elegancia aristocrática y a la vez, puede ser salvaje y temible.Pero quitando la parte más física, nos resulta bastante inexpresivo y la química con Margot Robbie, quien interpreta a Jane tampoco es de lo más ardiente y salvaje, que digamos.

-Porque Christoph Waltz encarna a un villano con el piloto automático puesto, que se nos hace un poco pesado.

-Por algunos C.G.I o efectos digitales, que son demasiado evidentes y no están tan bien integrados en los planos como deberían.

-Si la veis en versión original, a los puristas no nos acaba de colar que tantos jefes de tribus africanas hablen inglés y aún menos, estando en el Congo, que es territorio belga y, por tanto, de no hablar sus dialectos tribales deberían hacerlo en francés. A pesar de que hay una tímida justificación en la historia.

No obstante, si os gustan las películas de aventuras, con acción, romance y peligros, seguro que podéis pasar un rato bastante entretenido con La leyenda de Tarzán.

Un aviso final: No llevéis a niños muy pequeños al cine, hay algunas partes un poco oscuras y violentas entre humanos y animales.
SONIA BARROSO.-

2 thoughts on “LA LEYENDA DE TARZÁN: ACTUALIZACIÓN DE UN MITO

  1. Que buena crítica. Hay otro tarzan interpretado por christopher Lambert que también es una lectura adulta de la historia y nos habla de su faceta como Lord Greystoke. A mi me gusto bastante.
    Gracias por el aviso. Por el trailer no la veia muy para niños.

Responder a Dacil Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *