LA LEY DE LA CALLE: VAN DAMME ENTRE MARAS

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

Van Damme tiene ya 60 años y quizás podríamos pensar que ya no está en plena forma. Quién fuera los músculos más famosos de Bélgica y con películas que fueron míticas en los 80 y 90 para todo aficionado al videoclub que se precie regresa con We die young, que en Amazon Prime Video puede encontrarse con el título de La Ley de la Calle.

El actor belga que popularizó el kick-boxing y la acción en películas como Contacto Sangriento, Soldado Universal, Cyborg, Timecop o Doble Impacto y en las que son mis dos preferidas, es decir, Blanco humanoSin escape: ganar o morir y, más recientemente apareció con otros famosos action men en Los mercenarios vuelve para deleite de sus fans, entre los que yo me cuento. Sí, quizás a más de uno este dato pueda sorprenderle, pero a mí me chiflaban sus películas. Crecí con ellas.

Si os gustan las cintas de narcotráfico, violencia y de «maras» (que es el nombre que reciben las organizaciones criminales violentas en Suramérica), los «malos malísimos» y los jóvenes que se ven reclutados, aunque desean salir de ese submundo como sea, estáis de enhorabuena. Aquí el bueno de Jean-Claude se olvida de marcar músculo con camisetas imperio ajustadas y nos ofrece un rol más interpretativo que puramente de action hero, que es a lo que nos tiene familiarizados.

A caballo entre el drama personal, social y familiar y el thriller navega esta La Ley de la calle, de Lior Geller, un film que, si bien no propone nada especialmente original en su trama, sí que hemos de señalar a su favor que es tan entretenida y trepidante que sus 90 minutos se pasan en un  suspiro y, aunque Van Damme comparta protagonismo con dos chavales semidesconocidos, el aliciente de volverle a ver en pantalla es tan adictivo como para, por si solo, justificar su visionado.

SONIA BARROSO.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *