LA CHICA MISTERIOSA

(No Ratings Yet)
Loading...

 

Una de las sorpresas del año pasado fue el éxito de Bajo la Misma estrella, adaptación del best-seller juvenil de John Green que para variar no era ni una fábula teen al estilo de la Saga Crepúsculo ni una visión idealizada de la comedia o rom-com high school. Era más bien una comedia dramática con tics propios del cine indie y de melodrama moderado sobre una enferma de cáncer, que contaba con una Shailene Woodley espectacular y un Ansel Egort que le iba a la zaga. La cinta se convirtió en un gran éxito e hizo no sólo reflexionar y emocionar a toda una generación de jóvenes, sino que marcó el camino para que otras cintas fueran por el mismo camino. Y el primer exponente de esa nueva línea es, curiosamente, la adaptación de otra novela del mismo autor: Ciudades de Papel.

Ciudades de Papel bebe mucho del anterior film de basado en la prosa de Green sobre todo a nivel formal ( y también de Las ventajas de ser un marginado, protagonizado por Logan Lerman). Pero no es ni la misma historia (aquí nadie está enfermo) ni la pareja del film es la de Hazel y Gus. En su lugar, tenemos a Natt Wolf, que en el film anterior, dirigido por Josh Boone, aparecía ya y era el amigo ciego del protagonista y, a la modelo y ahora actriz…Cara Delevingne. Y bajo mi punto de vista, ese es el mayor problema del film. La pareja protagonista no acaba de funcionar, sobre todo por la actuación de la chica “misteriosa” de la cinta.

De hecho, el film funciona más cuando explota a sus secundarios y no tanto a su pareja protagonista. No hay química entre los protas y en la interacción de los personajes se basa sobre todo el primer acto del film, algo que se agrava cuando durante todo ese tercio, pues el director Jake Schreier no termina de encontrarle un tono a la película. Es un drama con tintes cómicos, es una comedia loca, comedia romántica… ¿Por qué todo me parece tan plano a pesar de lo alocada de la Misión de Margo?

Sin embargo, y gracias a los secundarios y, en parte, al propio Wolff, el film va empezando a subir después de un inicio que hacía pensar lo peor. ¿El resultado? Pues, según este humilde cronista, si bien no llega al nivel de Bajo la misma estrella, su afinidad a la hora de retratar la epopeya teen sin exceso de azúcar y buena factura se mantiene y, además, el último acto es lo mejor de la propuesta, así que bien redime los escollos de un metraje irregular y deja un buen sabor de boca. Eso sí, quien espere encontrar una pareja irresistible como el film sustentado en Woodley y Egort, mejor que se olvide. No es eso lo que va encontrar en Ciudades de Papel. Pero es que, como en el film, a veces las cosas no son como un@ espera que sean…

JOAN BOTER ARJONA.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *