LA APARICIÓN: ¿ÁNGEL O DEMONIO?

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

 

La aparición, de Xavier Giannoli, no es una película de terror, aunque el titulo pueda inducir a error. La trama está a caballo entre la investigación periodística, el thriller religioso y el drama. El protagonista interpretado por Vincent Lindon es un veterano periodista ex-reportero de guerra que es contratado por el mismo Vaticano para liderar una comisión que ha de determinar si Anna, una joven novicia  huérfana, que afirma que se le ha aparecido la misma Virgen en Carbarat es una mentirosa o una santa. En el trascurso de dicha investigación entablará una peculiar relación con Anna y empezará a descubrir cosas de su entorno más cercano y eclesiástico que pondrá en jaque sus propios principios morales. Aunque no sea una historia real, los hechos pueden recordar otros casos similares a lo largo de la historia de la iglesia católica y la investigación resulta significativa para entender este tipo de fenómenos que van más allá de la religión y que están a caballo entre el milagro y la no-creencia, entre la realidad y la fantasía, entre el Bien y el Mal.

Sin lugar a dudas, la cinta, que va de menos a más y atrapa al espectador cuándo coquetea con el thriller más misterioso que cuando se centra únicamente en la propia investigación. La película pretende diseccionar los límites entre la fe, la devoción y la necesidad de aferrarse a algo que de sentido a la vida -sólo hay que ver el fenómeno del peregrinaje y la “santificación” de la joven por parte de los fieles llegados de todos los lugares-.

La relación entre el personaje del periodista y el de la “presunta santa” (¿mártir, mentirosa o manipuladora?) también es interesante, pues mientras él se define como agnóstico, ella posee una fe que mueve montañas, aún así, ambos establecerán una extraña complicidad propiciada por las circunstancias que los rodean. Lástima que su dilatado metraje, de 144 minutos, y algunos pasajes excesivamente lentos lastren en exceso una propuesta que funcionaría mucho más como miniserie para la televisión que como film.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *