Menú
KURSK: LO QUE RUSIA HUNDE…
diciembre 3, 2018 Articulos

Kursk, es la nueva película de Thomas Vintenberg, director fundacional del movimiento Dogma y artífice de las estupendas Celebración y La Caza. En esta ocasión, narra la historia real del submarino Kursk -nombre también de la localidad rusa fronteriza con Ucrania- y de las fatídicas horas que trascurrieron antes de que su tripulación, con 118 militares de la marina rusa se hundiera en el Mar de Barents. Esta noticia conmocionó a la opinión pública de medio mundo en el año 2000 y Matthias Schoenaerts no fue la excepción ya que, aparte de protagonizar la película, fue el impulsor del proyecto y el que se lo presentó a su director, Vintenberg.

Aunque el espectador conozca de antemano el final de esta historia, esto no impide que Vintenberg narre con su pulso narrativo habitual una efeméride, que nos encogerá el corazón y en la que el drama se combina con algunos momentos de claustofobia y agonía y con otros, de comicidad pura, lo que alivia el tenso relato de los dramáticos acontecimientos de los tripulantes. Drama al que se suma el que vivieron sus familias, encabezadas por la de Mikhail Averin (Matthias Schoenaerts), su mujer embarazada Tanya (rol interpretado con sensibilidad y fortaleza por Léa Seydoux) y su hijo pequeño, que fueron privados de información fiable durante la crisis.

Aparte de ser una tragedia dentro subgénero de submarinos, la película acierta en su crítica a la pasividad y al orgullo de la marina rusa por no dejarse ayudar por otras naciones para hacer frente a la crisis del Kursk, -la parte final de la trama es demoledora, de los finales más emotivos y contundentes del cine reciente-. Un film sobre la imposibilidad del olvido y la necesidad del amor cómo bálsamo para curar las heridas.

En definitiva, estamos ante un film cuyo único fallo -por ponerle alguno- es que los personajes no hablen ruso, cosa que le resta algo de credibilidad a la historia, ya que está hablada en inglés -supongo que por la voluntad de darle un carácter más internacional a la historia y para exportar la película-. Por lo demás, a nivel de dirección, guión y actores, Kursk no se hunde, sino que vuela muy muy alto en el panorama cinematográfico actual.

SONIA BARROSO.-

 

 

 

Deja un comentario
*