JAKE GYLLENHAAL: SU CARRERA MÁS OBSESIVA Y AMBIGUA

Jake Gyllenhaal es un actor nacido en Los Ángeles, ecléctico como pocos. Con 35 años, el hijo del director Stephen Gyllenhaal y de la guionista, Naomi Foner y hermano menor de la también actriz, Maggie Gyllenhaal, puede presumir de un extenso currículum cinematogafico. Suyos son los papeles obsesivos, multicapas o con un punto de ambigüedad o mal rollo, es un actor muy interesante y nos ha resultado difícil escoger qué películas son las que han marcado su carrera, pero con la excusa del estreno esta semana de Demolition, de Jean-Marc Vallée lo hemos intentado y éste es el resultado.

donnie

Donnie Darko (Richard Kelly, 2001): Esta película de culto, un drama de sci-fi sobre el fin del mundo, producia un desasosiego brutal en el espectador. Aquí Gyllenhaal interpreta a un joven con esquizofrenia y sonambulismo al que se le aparece varias veces un enigmático conejo gigante que predice los datos exactos (fecha, hora y lugar) en que se va a producir el Apocalipisis. Con esta premisa inquietante, el director nos habla en clave de ciencia ficción de los problemas de la adolescencia.

Brokeback Moutain Ang Lee

Brokeback Moutain Ang Lee

Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005): La historia de amor entre dos cowboys, Ennis del Mar (el malogrado Heath Ledger) y Jake Twist (el propio Gyllenhaal) conmocionó las plateas de medio mundo y los Oscars sólo se atrevieron a premiar a su director. Twist era el contrapunto del personaje de Ennis, pues encarnaba a un chico seductor, abierto y bravucón que también conseguía seducir al personaje de Anne Hathaway. Un drama romántico distinto completamente inolvidable.

Jake-Gyllenhaal-in-Zodiac

Zodiac (David Fincher, 2007): En este thriller psicológico ambientado en hechos reales sobre las pesquisas para capturar al asesino del Zodíaco en Boston de los años 70, tenía como compañeros de reparto a Robert Downey Jr y Mark Ruffalo siendo el papel de Gyllenhaal como caricaturista obsesionado completamente en el caso, uno de los más absorbentes de su carrera. Fincher volvía a seducirnos con su atmósfera malsana.

enemy

Prisoners y Enemy: En 2013 se cruzó con el director Dennis Villeneuve que le dio dos películas interesantes: El drama criminal Prisoners, en que interpretaba al jefe de policia de una investigación de niños desaparecidos, el padre de los cuáles era Hugh Jackman; y la misteriosa y ambigua, Enemy, un thriller multicapas donde Gyllenhaal se lucía con un doble papel, en esta retorcida y “arácnida” propuesta.

Jake-Gyllenhaal

Nightcrawler (2014, Dan Gilroy):
La transformación de Gyllenhaal para interpretar a Louis Bloom, un reportero televisivo de un programa de sucesos “carroñero”, ávido de carnaza y sangre y ambicioso sin medida, es espectacular, así como la crítica del film a este tipo de “periodismo sin piedad”.

¡Queremos saber con qué papel o película de Jake Gyllenhaal habéis disfrutado más!

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *