Menú
HISTORIA DE UN MATRIMONIO: RUPTURA Y AVANCE
diciembre 7, 2019 Articulos

No es fácil afrontar y superar un divorcio, y menos cuándo hubo tanto amor por las dos partes de la pareja, y cuando el uno y el otro se ayudaron a crecer y a realizarse mutuamente, tanto personal como profesionalmente. Es más habitual de lo que parece, por ello, Historia de un matrimonio es tan cercana a cualquier espectador, y más aún, comprensible a aquellos que han vivido muchos años al lado de una persona, con la que han compartido tantos pequeños grandes momentos de la vida cotidiana, e incluso, han tenido un hijo en común.

La historia de Nicole y Charlie es íntima y, a la vez, se convierte en universal. La historia de un director de teatro neoyorquino y una actriz californiana que, en los últimos compases de su vida en común, recuerdan aún y conservan la esencia de aquellos momentos que les unieron y les hicieron especiales y únicos como pareja. Y es que, más allá de las peleas de abogados por ver quién tiene razón en qué, en el doloroso proceso de duelo, de ruptura del amor, también ese amor mutuo sigue estando bien presente y bien vivo, y le da sentido al bienestar que aún juntos como padres, deben procurar a su hijo en común.

La historia de ambos también es, por ende, la de cada uno de ellos. La de Nicole, una mujer que quiso encontrar su voz propia y volver a brillar individualmente.Y la de Charlie, un hombre brillante, que tuvo que replantearse muchos desafíos personales. No es una historia de ganadores ni de perdedores, sino que es una historia de ruptura para crecer como personas, y dar un paso adelante.

La película de Noah Baumbach habla de separación y del dolor que implica, aunque, y eso es quizás lo más significativo, habla del abandono del egoísmo para procurar el bien común. Habla también de cómo lograr avanzar y de cómo encontrar un equilibrio entre los deseos personales y los familiares, así como de la búsqueda y de la re-conexión con uno mismo, entre muchos otros temas.

A partir de pequeños grandes detalles, gestos y conversaciones -algunas nos puedes divertir, otras conmover o herir de muerte-, Historia de un matrimonio ya llegado para quedarse dentro nuestro.

La historia de Nicole y de Charlie -y por ende, del pequeño Henry- es la historia de un amor que pudo ser para siempre, y no fue, aunque la eternidad y la esencia del mismo siempre vivirá en sus corazones, en su hijo y en lo de los espectadores que vemos la película con el corazón robado y un nudo en la garganta. No hace falta decir que Scarlett Johansson y Adam Driver, con la complicidad del director Noah Baumbach consiguen acariciarnos el alma. Y eso, es muy complicado en tiempos de egoísmo y de cinismo como el que vivimos. Imprescindible.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario
*