GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: LA FAMILIA MOLA

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Guardianes de la Galaxia 2

Tres años han pasado para volver a reencontrarnos con los “superhéroes” más canallas, imperfectos e irreverentes de la Galaxia. En Guardianes de La Galaxia 2 vuelve Star Lord, Peter Quill (Chris Pratt) y sus colegas, Gamora (Zoe Saldana), la “dura” chica de sus sueños; Dax, su amigo siempre dispuesto a bromear, Rocket, el mapache más burlón (con voz de Bradley Cooper); Baby Groot (con voz de Vin Diesel)…La aparición de Ego, el padre de Quill, interpretado por Kurt Russell, creador de su propio Planeta, introduce en el film las ideas de qué significan la paternidad y los lazos de sangre, de si la familia es la biológica o es con la que convives, sufres, peleas durante el día a día. También nos reencontramos con “potenciales” amenazas: Yondu (Michael Rooker), capitán mercenario que quiere dar caza a Quill con la sacerdotisa Ayesha (Elisabeth Debicki) y sus mensajeros, así como la reaparición de Nébula (Karen Gillan), la peligrosa y vengativa hermana de Gamora, con muchos asuntos pendientes con su hermana.

Temas como los citados de la pertenencia a una familia y el creador megalómano (presente en muchas cintas actuales de ciencia ficción) son los puntales de esta historia. Más que por las aventuras galácticas de un planeta a otro, salpicadas en exceso de CGI y todo tipo de parafernalia visual, explosiones, etc, Guardianes de La Galaxia nos atrapa por dos aspectos primordiales sin los que la película no tendría sentido ninguno.

El pilar de esta franquicia marvelita son las entrañables relaciones que se establecen entre los personajes: El “rollo no verbalizado” entre Peter y Gamora, la “nueva amistad” entre Mantis y Dax, la identificación entre Yonda y Rocket, o el “mal rollo competitivo” entre Gamora y su hermana Nébula, por citar sólo algunas de las más significativas. Además, siempre nos quedará el walkman de Peter Quill con la banda sonora más molona de los 80´s y a Baby Groot dispuesto a mover las caderas o a desencadenar el “desastre” o no al apretar el botón de un detonador. Y, tras un final, tan emotivo y apoteósico, bigger than the universe, siempre nos quedará el consuelo de qué habrá una tercera parte y un cruce con Los Vengadores en Avengers Infinity War.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *