GEORGE CLOONEY: DE URGENCIAS AL CIELO

George Timothy Clooney nació un 6 de mayo de 1961 en Lexington (Kentucky). Su padre era periodista y presentador de televisión y su madre una reina de la belleza. Clooney hizo sus pinitos en la interpretación en la pequeña pantalla, siendo en 1994 con ER, que aquí se llamó Urgencias en la que interpretaba al doctor Doug Ross, donde empezó a llamar la atención. Aunque no sería hasta 1996 cuándo debutó en el cine y lo hizo por la puerta grande como el ex-presidiario Seth Gecko en Abierto hasta el amanecer, de Robert Rodríguez, en la que interpretaba al hermano de Quentin Tarantino en la ficción y en la que se tendría que ver con una horda de vampiros en la peor noche de sus vidas en un local fronterizo llamado La teta enroscada.

Thriller y gore a raudales para una producción con aroma de serie B, que se convirtió en un trampolín para que Clooney realizara rodo tipo de papeles de lo más variopintos en roles principales, tales como la fallida Batman y Robin, la comedia romántica con Michelle Pfeiffer Un día inolvidable, su primera colaboración con Soderbergh en Un Romance muy peligroso, junto a Jennifer López. Los 90´s acabaron con una de sus películas más curiosas y de las mejores, Tres reyes, de Spike Jonze, que incluye una velada crítica a la guerra.

CLOONEY EN LOS 2000: LA DÉCADA DE SU CONSAGRACIÓN

Soderbergh volvió a contar con Clooney en la elegante cinta de robos, Ocean´s Eleven, en la que compartía protagonismo con Brad Pitt y Julia Roberts -años más tarde llegarían dos secuelas de la misma Ocean´s Twelve y Ocean´s Thirteen, mucho más irregulares que el thriller original-.  Aunque esta trilogía le reportó éxito, el espaldarazo definitivo para su carrera fue Syriana, de Stephen Gaghan -el debut en la dirección del guionista de Traffic– en 2005 por la que ganó numerosos galardones, incluyendo el Globo de Oro y el Oscar al mejor actor de reparto. Una drama con los intereses petrolíferos y de gas y sus conexiones con el terrorismo en Oriente Medio como telón de fondo.

Tras el Oscar, llegaría la etapa de las mejores películas de Clooney, tales como Michael Clayton, un drama con las grandes corporaciones en el ojo del huracán, por el que volvió a estar nominado, así como dos films de corte más independiente. Por un lado, el drama familiar Los descendientes, de Alexander Payne y, por otro, el drama laboral  Up in the air.  Si el bueno de George había sido capaz de interpretar sin despeinarse a un agente de la CIA, a un abogado en conflicto, a un padre de familia y a un ejecutivo «sin hogar» y con muchas millas aéreas a a sus espaldas, ahora llegarían al rescate los hermanos Coen que le darían uno de sus papeles más hilarantes en Oh, brother! 

Aunque en este StarsOnThe Box nos estamos centrando en su carrera como actor no podemos olvidar también su doble faceta como director en Buenas noches y buena suerte y en Los idus de marzo, dos trabajos que indican como la figura de Nick Clooney, su padre y periodista político pudo haber influido en dos obras que tienen el periodismo y la política en dos puntos de mira y desde dos prismas muy distintos. Ambas nos dejan entrever el compromiso político de Clooney con el partido demócrata. Así pues, el activismo político es uno de sus intereses como actor y realizador.

Asimismo, otra de los inclinaciones cinéfilas de Clooney ha sido la ciencia ficción, zambulléndose en tres ocasiones en el subgénero espacial con resultados desiguales, en Gravity, de Alfonso Cuarón, su mejor obra en este género y las muy irregulares y discutibles Solaris, en la que se volvía a reunir con Soderbergh por tercera vez, y en la más reciente Cielo de Medianoche. Además, en estos últimos años volvió a la comedia en Hail, César y en Suburbicon y al thriller en Money Monster, dos de los géneros que tan buen resultado le dieron en el pasado.

SUS SEÑAS DE IDENTIDAD

Lo que más llama la atención de la carrera de George Clooney es su progresivo ascenso al estrellato cuándo ya tenía una edad. Poco a poco y papel a papel, se ha ido labrando una carrera y un prestigio profesional que le han convertido en un Cary Grant de nuestro tiempo. Podemos decir que ha transitado por todos los géneros con bastante eficacia: Desde el thriller hasta el terror, la comedia, el drama y la ciencia ficción, aunque quizás nos faltaría un western en su carrera. Su atractiva apariencia de gentleman y de galán clásico no le ha hecho encasillarse, probando suerte, como hemos comentado en la dirección e incluso en la producción, no en vano también tiene un Oscar como productor de Argo, de Ben Affleck.

Un actor de corte clásico, buen olfato y gusto exquisito y selecto a la hora de ir escogiendo y encadenando proyectos. Ojalá tengamos a Clooney para rato, pues nos dio un pequeño susto al estar ingresado en el hospital debido a su transformación física y a la extremas condiciones sufridas en el rodaje de Cielo de Medianoche. De momento, en 2022 tiene pendiente de estreno la comedia romántica Ticket to Paradise, en la que formará pareja glamourosa con Julia Roberts.

SONIA BARROSO.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *