GAYS Y MINEROS EN LUCHA

(No Ratings Yet)
Loading...

Desde Full Monty o Tocando el viento echábamos de menos una comedia social  británica coral que, además de ser una feel-good-movie, tocara un importante tema a reivindicar. Con Pride, de Matthew Warchus, este propósito se logra con creces. La película está basada en una historia real, la de LGSM (Lesbians and Gays Support The Miners), el grupo de gays y lesbianas de Londres quienes, rechazados por el mayoritario sindicato minero en huelga, decidieron ayudar a los mineros de un pequeño pueblo de Gales, recaudando fondos, durante la huelga de 1984 bajo el mandato de Margaret Tatcher.

El chico que descubre que el gay y actúa de espaldas a su familia; el gay reprimido por las circunstancias de la época, la ama de casa con convicciones sociales y mucho que decir, el gay activista militante, el homosexual seropositivo, la lesbiana feminista, la mujer tradicional y cerrada a los nuevos tiempos, el líder minero que encuentra en el grupo gay amigos y compañeros de lucha, etc…Estos son algunos de los personajes en los que el espectador podrá identificarse, emocionarse, solidarizarse…pues al fin y al cabo, Pride es el orgullo de pertenecer a un colectivo reprimido que ayuda a otro que tiene también dificultades y se alian para luchar juntos. Es un canto a la solidaridad, a la amistad, a la amplitud de miras, al compañerismo, al vencimiento de las dificultades, a la unión que hace la fuerza.

Con un  inspirado reparto coral, que combina rostros jóvenes, John MacHay, Joseph Gilgud y otros más conocidos y otros veteranos, como Imelda Stauton, Bill Nighy, Paddy Condisine y Dominic West, la cinta británica seducirá a los espectadores por su vocación de agradar al gran público y de sacarle una sonrisa, a la vez que pone sobre la mesa temas universales para la lucha y la reflexión. Aunque, por ponerle algún inconveniente, la cinta pasa de “puntillas” por algún tema más espinoso -del cuál sólo apunta algunas pinceladas- y alarga alguna situación,  estoy segura que os dejará muy buen sabor de boca. Es la feel-good-movie de la temporada.

SONIA BARROSO.-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *