FORTUNATA: MUJER BRAVA, MADRE LUCHADORA

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

Fortunata es la nueva película de actor Sergio Castellito como director y con guión de Margaret Mazzantini, su esposa. Como en sus anteriores trabajos, No te muevas, Twice Born y You Can´t save yourself alone, la protagonista vuelve a ser una mujer fuerte. En este caso, Fortunata (Jasmine Trinca) que, a diferencia de lo que indica su nombre no es muy afortunada, pues se está separando de Franco (Eduardo Pesce), un marido autoritario, acosador y violento, y quiere tomar las riendas de su propia vida junto a su hija de 8 años. De momento, vive aceptando encargos de peluquera a domicilio, mientras intenta que se cumplan sus sueños de abrir un salón de belleza, junto a su amigo de la infancia y tatuador, Chicano (Alessandro Borghi), quien tiene que cuidar de su madre enferma de alzheimer. Además, se le abrirán las puertas a la pasión amorosa, cuando ya no lo creía posible al conocer a Patrizio (Stefano Accorsi), el psicólogo que está tratando a su hija.

Presenta algunos puntos en común con Custodia Compartida, en el sentido de que Fortunata también trata sobre el proceso que tiene que afrontar una mujer con hijos para intentar superar un divorcio y rehacer su vida en todos los aspectos, aunque Castellito opta por el melodrama de una mujer apasionada y temperamental, que vive en los suburbios de Roma, de gran espíritu y determinación para salir adelante.

El portentoso trabajo de Jasmine Trinca es la pieza magistral que hace que la película se eleve y nos interese, su energía arrolladora, sus alegrías, sufrimientos y luchas acaban por ser también los del espectador. A su alrededor, gravitan los tres hombres de su vida actual, ya citados anteriormente, su amigo del alma, su ex-marido y el psicólogo y posterior amante, que le ayudará a sanar heridas. Tres caracteres de suma importancia, al igual, que la figura de su hija, por la que su existencia gira y cobra sentido definitivo. No obstante, la película es irregular, comienza muy bien y tiene muchos puntos de interés en cuánto seguimos el periplo de Fortunata y de las personas que la rodean, pero hacia el último tramo se desinfla, por extrañas decisiones de guión y por algunas situaciones que resultan un poco caóticas y chocantes. Aunque, la luz y la fuerza que emana el personaje de Fortunata, brava mujer y madre luchadora, hacen más que justificado su visionado, sobre todo para aquellos que amen las historias de superación personal en circunstancias adversas.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *