FEMINISTAS Y REBELDES

(No Ratings Yet)
Loading...

Foxfire, Confesiones de Una banda de chicas, llega a nuestras pantallas, tras su paso por algunos festivales, como el de San Sebastián, en 2012, donde la película se alzo con la Concha de Plata a la mejor actriz para Katie Coseni, ex aecquo conMacarena García por su Blancanieves.

Laurent Cantet ambienta esta vez su film lejos de Francia y también de la época contemporánea, como ocurría en su celebrada La Clase. En 1953 en los suburbios de Nueva York, unas chicas, cansadas ya de ser explotadas por el sexo masculino y como respuesta a esta dominación, deciden agruparse y vivir juntas, convirtiéndose en una temida banda de delincuentes juveniles. Cada una de ellas, con distintas personalidades, decidirán vivir de manera revolucionaria, al margen de los dictámenes de la sociedad imperante, de acuerdo a sus reglas. La implacable Legs (Raven Adamson) se convierte en la líder de este grupo heterogéneo de jóvenes, que contará con la ayuda de Maddie (Katie Coseni) y Rita (Madeleine Bisson), hasta que empezará a haber choques y diferencias entre ellas.

Cantet, que también ejerce como guionista, junto a Robin Campillo, adaptando una novela de Joyce Carol Oates, firma un drama social, que sería el reverso femenino de aquellos Rebeldes de Francis Ford Coppola, pero con una visión feminista y menos existencialista de la sociedad.

La película, que por un lado es un drama social y por el otro, una película “femenina” de gángsters, acusa de un cierto alargamiento de situaciones. Aunque se sigue con interés, gracias al buen hacer de su elenco femenino y al buen pulso del director a la hora de adaptar una historia feminista atractiva, que denuncia el yugo machista de la época.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *