ÉTICA Y DEBER DEL CIUDADANO

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Spotlight, de Tom MacCarthy, es apasionante, y os diré porqué. Porque aúna la vertiente de Cine y Periodismo, con el de la investigación detectivesca y la denúncia de escándalos. Basada en hechos reales, la trama se centra en Spotlight, un equipo de 4 reporteros de la sección de local quienes, desde el Boston Globe, en 2002 investigaron a fondo y consigueron llevar a la luz pública una serie de abusos a menores cometidos por la Iglesia Masachussets. En dichos abusos había implicados no sólo sacerdotes, sino incluso cardenales, con la complicidad de la misma institución eclesiástica y de los abogados y fiscales que encubrieron el caso.

A través de archivos, topos dentro de la abogacía, y la voz de las propias víctimas, consiguieron poner contra las cuerdas a una de las instituciones más intocables de la Tierra: La Iglesia Católica y que el escándalo se conociese y fuese de dominio público.

Tom McCarthy se acerca más a Todos los hombres del Presidente, que a un thriller de David Fincher, tipo Zodiac o Perdida, pues es el relato repidante de la investigación de estos periodistas que sacrificaron su tiempo y sus vidas en pos de la verdad. Incluso nos remite al Boston de Ben Affleck de Adiós pequeña adiós. Incluso por temática, recordamos films como Las dos caras de la verdad, de Gregory Hibblit, donde Edward Norton era víctima de abusos y Richard Gere, su abogado defensor; y también Mystic River, de Clint Eastwood, o Sleepers, de Barry Levinson, en este caso, las víctimas estaban recluidas en un centro de menores.

Este compromiso con la sociedad de Spotlight está perfectamente reflejado en la película, que en ningún momento utiliza imágenes escabrosas de los acontecimientos que relata. Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, Brian D´Arcy James, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci y Billy Cudrup son las piezas claves del entramado periodístico y legal de la historia, aunque todo el cast está sensacional, del primero al último.

“Si la responsabilidad de criar a un niño es colectiva también lo ha de ser si se les somete a abusos”, reza uno de los personajes. Así pues, de eso trata del film, del relato periodístico para contar la responsabilidad moral del informador para acabar con la podredumbre; de su compromiso con la sociedad; y de la ética y el deber profesional (sea periodístico, jurídico o eclesiástico), que todo ciudadano tendría que cumplir.

SONIA BARROSO.-

2 thoughts on “ÉTICA Y DEBER DEL CIUDADANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *